sábado, 17 de marzo de 2018

Siembra tu propio jardín dentro de casa

Siembra tu propio jardín dentro de casa

POR: Detzani Téllez Medina

 

Son muchas las ventajas de tener tu propio jardín en casa. No importa si tienes poco espacio, basta con sembrar algunas hierbas en una caja para que tengas una cosecha anual, pequeña pero muy práctica. Existen numerosas especies atractivas desde el punto de vista culinario, así que aunque no las uses con fines terapéuticos es bueno que las tengas a la mano.

Sólo necesitas un espacio pequeño o incluso un lugar junto a una ventana soleada y podrías cultivar plantas medicinales o de uso culinario, se dan casi en cualquier parte, siempre y cuando les des un poco de atención y cuidados.

Otra ventaja es que un jardín ya sea pequeño o grande nos puede ayudar a relajarnos y nos mantendrá ocupados cuidándolo, y podremos disfrutar de lo que cosechemos y ayudar a lidiar con el estrés del día a día.

¿Cómo crear un huerto?

Esto te permite utilizar las plantas inmediatamente después de la cosecha, lo que es importante para quienes desean usar las plantas como remedios medicinales caseros. Es muy sencillo cultivar hierbas para cocinar en macetas o cajas  junto a una ventana de la cocina. Además, siempre tendrás ingredientes disponibles y frescos. Recuerda escoger un lugar alejado de la calle y los coches.

En el caso de las plantas medicinales es importante identificarlas de manera correcta. Si ya decidiste crear tu propio huerto, como recomendación compra las semillas como las plantitas con alguien de confianza para que sepas lo que estás adquiriendo y sembrando y sería muy bueno que le pongas un pequeño letrero identificando el nombre de la planta.

Los primeros pasos.

Antes de sembrar, debes planear cuidadosamente las restricciones del espacio, las condiciones del suelo y la orientación de tu jardín, la mayoría de las plantas se dan bien en espacios soleados, cubiertos y con buena circulación de agua; pero tendrás que elegir las plantas que se adecuen a las condiciones de tu jardín.

Si el lugar es cálido, la mejor opción son las plantas de sol, como el tomillo, el romero y la manzanilla. Si el suelo retiene agua, siembra menta y malvavisco. Las plantas trepadoras como el tomillo o el pie de león, van al frente, donde tengan suficiente espacio para crecer.

Manos a la obra, planeando tu huerto.-

Antes de comenzar, mide tus espacios y toma en cuenta los hábitos de crecimiento de las plantas que quieras sembrar.

  1. Divide el terreno y marca las áreas que mejor se ajusten a cada una de las especies que selecciones.
  2. Identifica los sitios del jardín con más sol, sombra, humedad o aridez, y distribuye las plantas con base a esa información.
  3. Coloca las plantas de sombras, como la menta y el pie de león, bajo un árbol.
  4. Coloca las plantas que necesiten mucha agua, como la bergamota y la menta, en zonas muy húmedas.
  5. Las plantas de sol, como la lavanda, se darán muy bien en cajas de exteriores. Ahí les dará la luz del sol la mayor parte del día.
  6. Si planeas usar las hierbas con frecuencia colócalas donde las puedas tener a la mano sin maltratar a otras plantas.

Ahora podrás disfrutar de ese espacio especial y también podrás disfrutar de tus hierbas tanto para cocinar o como medicina.

 

Asociación Civil que recomiendo:

Hábitat para la Humanidad México, A.C.

Ayudan a familias a contar con una vivienda que les permita reconstruir sus vidas después de los terremotos de septiembre de 2017, con presencia en Oaxaca, Chiapas, Puebla, Modelos y CDMX.

Deja tus comentarios sobre este artículo