lunes, 07 de mayo de 2018

¿Qué es lo que realmente importa en la vida?

¿Qué es lo que realmente importa en la vida?

POR: Detzani Téllez Medina

 

Es curioso observar cómo los seres humanos vivimos en la ignorancia y tendemos a creer que las cosas como el dinero, la posición social, el sexo, el poder, las posesiones materiales nos van alienar o a hacer más felices, cuando la realidad es que muchas veces no logran cumplir nuestras expectativas en la vida.

Lo más increíble de todo esto es que hay personas que viendo esta realidad piensan que el problema es que todavía no han obtenido lo suficiente, y que la solución es tener más y mientras más tienen, más vacíos y tristes se sienten.

Quizá el problema es que realmente no nos conocemos y no sabemos lo que realmente queremos y nos hemos dejado influenciar a través de los medios de comunicación. Las posesiones y las distinciones no tienen nada de malo en sí, y pueden darle un valor agregado a la vida, pero no son ni siquiera lo más relevante, pero podríamos considerar los siguientes puntos a considerar para mejorar nuestra vida y alcanzar la plenitud que buscamos:

1.- Ser Feliz: en el fondo todos deseamos ser felices y muchas de las cosas que hacemos y pensamos es apuntando en esta dirección. Ser feliz va más allá de un estado mental, es algo que viene de adentro de uno y no de afuera, por lo que no hay nada en este mundo que lo pueda hacer a uno realmente feliz. Se dice que “la felicidad no es un lugar donde se llega, la felicidad es la forma en que se viaja. La felicidad no depende de circunstancias externas, la felicidad es una decisión”.

La felicidad no depende de lo externo, depende de lo que hay en nuestro interior.

2.- Realizarse personalmente: está relacionado con vivir la vida que uno quiere vivir, con ir tras los sueños que uno tiene, incluso no es necesario que uno haya logrado todo lo que se propuso para poder llegar a ese estado de  satisfacción, el sólo hecho de estarlo viviendo, de estar haciendo cosas que uno ama y disfruta día a día, de tener éxitos cotidianos, de saber que uno puede estar en paz, porque ha hecho todo lo que le era posible hasta ese momento, ya nos hace sentir bien y en paz.

3.- Llevar una buena calidad de vida: significa vivir bien, tener todas las necesidades básicas (y no tan básicas) resueltas, quizá lo que diferencia esto del simple tener por tener insaciable, es el hecho de poseer tan sólo lo que uno necesite, ni más ni menos, y disfrutar de esto. Es poder dejar la codicia a un lado para poder centrarnos en lo que realmente importa: tener salud, poder compartir, gozar con los que amamos, disfrutar de un buen libro, tomar alguna clase y aprender algo diferente, en fin, disfrutar de la vida.

 

4.- Dejar un legado o huella: es trascender nuestra finitud, ser recordados por algo, dejar una marca de que existimos, de que no sólo pasamos de largo por esta vida. Para esto hay que sembrar cosas buenas para que de buenos frutos. Esto se puede lograr de muchas maneras: desde educar a nuestros hijos, darles un buen ejemplo, hacerlos responsables y sensibles, etc. Hacer de este mundo un lugar mejor, poner nuestro granito de arena para la humanidad, ayudar a los necesitados, actuar con respeto, cuidar nuestro entorno, dedicar tiempo a alguna asociación civil, etc.

5.- Desarrollar nuestra espiritualidad: estar conscientes que no sólo existe la parte física y emocional también somos espíritus y lo que nos da la plenitud en la vida es tener una relación estrecha con Dios, esto nos dará el amor, la fortaleza, la seguridad para transitar por esta vida y lograr todo lo antes mencionado.

 

Asociación Civil que recomiendo:

aporta.org.mx/capaac

Es una institución asistencial dedicada desde hace 13 años a la atención de personas de la tercera edad discapacitadas o longevas, con base en un modelo de enfermería de atención integral de calidad de cuidados al anciano. Tiene residencia permanente, residencia temporal, guardería de día, etc.

Deja tus comentarios sobre este artículo