martes, 28 de agosto de 2018

Paternidad y maternidad ¿responsable?

Paternidad y maternidad ¿responsable?

POR: Detzani Téllez Medina

 

Criar a uno o más hijos parece todo un reto hoy en día, para el que nadie está cien por ciento preparado, es un camino largo de aprendizaje de ambos lados.

Algunos afrontan este reto como el más importante y enriquecedor de sus vidas y otros más parece que lo pasan con los ojos cerrados y delegando la responsabilidad a los abuelos, nanas, tíos e incluso a los hijos mayores.

Hay padres tóxicos, padres que no saben estar presentes y otros más que parecen que nunca hubieran querido ser padres y otros más que nunca debieran serlo.

Lo cierto es que ninguno de nosotros nacimos sabiendo cómo ser padres, muchos aprendimos sobre la marcha sobre todo con los hijos mayores.

Pero deberíamos informarnos, platicar, investigar, tomar cursos, asesorarnos con profesionales, sobre cómo ser mejores padres para nuestros hijos y cómo criar de forma adecuada a nuestros hijos.

La mayoría deseamos heredar a nuestros hijos un mejor planeta, pero pocos pensamos en dejar mejores hijos para este planeta.

Cada relación entre padre e hijo es única y por eso no hay reglas básicas, sin embargo debemos llevar a cabo una maternidad y paternidad responsables y siempre pensar que tenemos en nuestras manos el futuro de un ser humano, su vida, éxito y felicidad depende en gran medida de su crianza.

Primero que nada, debemos tener claro el efecto que tienen nuestras palabras en los niños pequeños, para así saber cómo hablarles y lograr mejores resultados.

Nunca debemos quedarnos cortos en el afecto con nuestros hijos, pensando que así los malcriamos; en cambio si son las cosas materiales las que los hacen malcriados.

Ser padre es un trabajo de tiempo completo y que requiere de toda nuestra atención y esfuerzo. Debemos estar para nuestros hijos física y mentalmente y haremos de su crianza una serie de etapas en las que ambos vamos madurando, creciendo juntos y aprendiendo.

No deberíamos tomarnos a la ligera el ser padres, es una gran responsabilidad y podemos impulsar a nuestros hijos para ser personas exitosas y felices o ser padres que lastiman con sus palabras y actitudes.

Lo que les digamos a nuestros hijos puede marcarlos para toda la vida de forma negativa o positiva.

Hay padres que al divorciarse utilizan a los hijos para seguir lastimando a la pareja, pero al final los que resultan más lastimados siempre son los hijos.

Existen otros padres que trabajan tanto que delegan esta responsabilidad a otras personas, perdiéndose la oportunidad de educarlos, pasar tiempo con ellos, y al pasar los años se preguntan: ¿por qué los hijos nunca los visitan? Por no haber creado lazos afectivos con ellos y estar muy ocupados procurándolos económicamente, pero se olvidaron de lo más importante, estar ahí con los hijos.

Es un privilegio y una responsabilidad como padres poder formar seres humanos valiosos, responsables, respetuosos, felices y plenos; que solo los padres podemos y debemos hacerlo.

Cada día al ver las noticias y ser testigo de la violencia, asesinatos, robos; siempre me pregunto ¿dónde están los padres de estas personas? ¿qué harían mal para dar estos resultados?

La paternidad responsable comienza con la planificación de ambos padres para iniciar una familia y que tendrá un impacto en la familia y en la sociedad.

Que los padres no sólo deben procurar alimento, vivienda, educación, salud y vestido, sino además tienen la responsabilidad de brindarles amor, seguridad, tiempo y protección.

En resumen ser padres y tener los hijos que deseamos para poder transmitirles vida en plenitud es una gran responsabilidad, ser padres que enseñen a sus hijos día a día no solo con palabras sino con el ejemplo, a ser verdaderos seres humanos con valores, educación y buenos sentimientos.

 

Asociación Civil que recomiendo:

ojosquesienten.com

Asociación que impulsa el desarrollo integral de personas con y sin discapacidad visual, creando un puente de comunicación e integración a través de actividades innovadoras y vivenciales.

Deja tus comentarios sobre este artículo