SER > SANACIÓN
domingo, 08 de julio de 2018

Depresión, duelos y relaciones de pareja

Depresión, duelos y relaciones de pareja

POR: Ana Giorgana

 

Toda ruptura genera una pérdida y por supuesto eventos depresivos en los integrantes de la pareja.

Existen diversos síntomas que se presentan y de los cuáles es importante poner atención para que puedas determinar si padeces o no una depresión en referencia a tu vida amorosa.

–          Tristeza.

–          Falta interés por lo que antes disfrutabas.

–          Cansancio.

–          Irritabilidad.

–          Enojo.

–          Ganas de llorar sin razón aparente.

–          Sentimientos de minusvalía.

–          Angustia.

Las personas que viven en este estado depresivo necesitan apoyo y seguridad.

Tienen una gran necesidad de expresarse, sin embargo, se aíslan y procuran encerrarse en sus temores y miedos.

Cuando la relación es una de las causas de la depresión, la frustración también se desata contra la pareja, o bien, se llega a conductas escapistas como:

drogas,

alcohol,

dormir en exceso,

dejar de comer,

ir al antro,

perder el tiempo en las redes sociales o internet,

realizan actividades que las distraigan del conflictos principal.

La depresión se asemeja a un estado de la pérdida de voluntad. Las personas no tienen ganas de hacer absolutamente nada y existe un abandono propio de la persona y la autoestima se ve lastimada.

Los conflictos en la pareja se incrementan y no existe un momento para entablar un diálogo constructivo.  La convivencia se complica.

Entablar un diálogo constructivo lo que hace aún más complicada la convivencia. Además de que se descuida el arreglo personal y se muestra un fuerte abandono de la persona.

Es importante que las personas recuperen su poder individual, su forma de pensar que en este momento se encuentra empañado de negatividad y mejore su actitud para la resolución de sus conflictos y problemas.

Es necesario recorrer un camino de duelo o luto:

La negación del mismo puede profundizar nuestro estado. Es imperante atenderse.

Hoy en día existen infinidad de programas e instituciones para lograrlo.

Es un proceso en el que se requiere tomar las riendas de la propia vida y centrarnos en nuestra recuperación.

Nadie puede hacerlo por nosotros.

En mi libro Cómo Recupera la Confianza en el amor: heridas y cicatrices de la vida en pareja, hablamos de esos riesgos tan importantes de la vida en pareja.

Deja tus comentarios sobre este artículo