SER > NUTRICIÓN
martes, 18 de agosto de 2015

Las guardianas… manos que hilan sueños

Ellas están ahí en todo el país, trabajan en el campo, cuidan a sus animales, amamantan, hacen tortillas juntas y aparte de todo bordan, y lo lucen sobre su piel morena.

Son las guardianas de nuestras lenguas, de la herbolaria. Para cualquier remedio sugieren un té, o un ungüento para el mal de amores o los sustos.

Y están ahí casi en un trance, bordando y bordando, antes de eso tiñen las telas al pasarlas por la cochinilla que vive en los nopales, como ampollas de sangre, o como ellas dicen color rojo chile.

También las tiñen con moluscos para obtener el púrpura que empieza siendo amarillo, pero al ser expuesto al aire y a la luz solar, cambia de un verde a un azul y después a un color púrpura.

Esta reacción se hizo obvia cuando una madeja de algodón blanco hilado a  mano se manchó de color púrpura en una playa del pacífico del país. O qué tal el intenso amarillo, alegre y explosivo color obtenido del extracto de una planta parásita llamada barba de chivo.

Y el azul índigo, ese el de la talavera… extraído de una planta que se llama hierba purpúrea, que usan también para enfermedades del estómago, remojada y machacada, sorprendiendo a los españoles al saber  que también curaba la sarna y teñía de púrpura las lanas.

Me imagino a Tamayo caminando por el centro de Oaxaca y llevándose el rosa de las artesanas a sus cuadros. El rosa mexicano… exportado a todo el mundo.

Me impacta saber de un grupo de españoles atónitos viendo tanto color en nuestra ropa cuando llegaron, dicen que el traje de tehuanas se da por un grupo de españolas que al ver a las mujeres lavando semidesnudas en un río les entregan sus encajes y ellas, con la naturaleza que tienen, se las colocan en sus cabezas dejando así sus pecho como estaban.

Creo poder seguir escribe y escribe sobre este tema solo para invitarte también a que visites la tienda Amanoarte en nuestro centro histórico, y sientas que todo lo que está en ella te habla. Si tienes suerte y encuentras un vestido hecho por una de las abuelas que bordan estas prendas podrás sentir el olor a leña de su casa.

Te invito a usar rebozos en lugar de otro accesorio, son prácticos, no pesan, caben en cualquier bolso, visten mucho y son muy nuestros.

¡¡¡Vistamos Mexicano!!!

También podría interesarte leer: Prendas sugeridas para este Entretiempo 2015

Amanoarte se ubica en la 3 oriente 216, dentro del Hostal Leonora

Referencia técnica del texto del libro “El hilo continuo” de Kathryn Klein. El resto es admiración por nuestros textiles

Cel  22 24 46 59 64

Fanpage: https://www.facebook.com/PIDAMB

Deja tus comentarios sobre este artículo