SER > NUTRICIÓN
lunes, 11 de junio de 2018

La ilusión que mantenemos del mañana

La ilusión que mantenemos del mañana

POR: GinaTager*

 

La Vida pasa, la Vida es un suspiro,

para algunos más largo, para otros más corto, pero al fin y al cabo, solo un suspiro.

¿Quién lo decide? ¿De qué depende?

No lo sé.

Lo que sí sé es que aquellos que hemos tenido la fortuna de contar con más tiempo en nuestro andar, damos fácilmente por sentado este regalo y dejamos de ver su VALOR real.

Planeamos, juzgamos, limitamos, frenamos, apresuramos, presionamos y corremos.

Todo esto bajo la auto-convicción de que -por nuestro propio bien- debemos moldearnos, para algún día ser merecedores de algún “gran premio“.

Como sociedad, vivimos enganchados en la ilusión de un futuro prometedor, de un momento o lugar donde por fin lograremos todo aquello que deseamos, donde “todo habrá valido la pena” aún cuando el PRECIO haya sido muy ALTO.

¿Cuál es el precio?

Nuestro Tiempo de Vida

Tiramos por la borda millones de segundos, como si vinieran de una fuente infinita.

Tenemos tan grabada la meta ideal en nuestras mentes, que todo momento que no cubra ese estándar “ideal” carece de valor y sentido.

Ponemos nuestra Vida en pausa en espera de ese gran momento

…¿Quién nos dice que ese momento llegará?

Y no hablo sólo del destino y de lo que éste tenga preparado para nosotros.

Hablo del TIEMPO.

¿Quién nos asegura que habrá un mañana?

Yo sé que se lee trillado, pero -a diferencia de lo que se pueda pensar- no es mi lado fatalista el que escribe. Sí, ciertamente hay un toque de desesperación al ver tanto tiempo gastado a mi alrededor, sin embargo, hoy, quien tiene la batuta mientras tecleo es aquella parte de mí que AMA LA VIDA. Aquella parte que entiende que no todos tienen la fortuna de contar con más tiempo. Esa parte que sabe que este juego se trata de sacarle el mayor jugo posible a cada momento, porque no hay forma de saber con certeza si habrá otro y, por lo tanto, cada minuto es único e INVALUABLE.

El cuerpo, el trabajo, el dinero, las relaciones, cada uno tiene su importancia, son MEDIOS para experimentar la Vida, pero no son lo que la define.

Nos guste o no, son variables que pueden cumplir nuestras expectativas, o no, y no por ello dejamos de existir. Aún así -por desgracia- hay ocasiones en que muchos de nosotros pensamos que si estas variables no son “ideales”, nos toca dejar de VIVIR.

Vivir es permitir que nuestro SER se exprese en todo su esplendor.

Es compartir al mundo aquello que nos hace tan especiales.

Es saber que aquello que tengo HOY es justo lo que necesito para prosperar.

Y, es dejar de sacrificar el presente por la ilusión de un día que no sé si llegará.

No esperes a ver otra Vida apagarse para valorar la que tienes.

No esperes a que llegue el día de partir para pensar en lo que “pudo ser“.

Que HOY VALGA, acéptalo tal cual llegue y saca el mayor provecho de él.

Suelta el miedo al PRESENTE y comienza a vivirlo tal cual es, sin juicios de valor.

Por último, si algo me gustaría compartirte el día de hoy,

es un compromiso que refrendo de tanto en tanto conmigo misma:

Que mi último día me encuentre consciente.

Que mi último día me encuentre activa.

Jamás en estado de pausa y a la espera de otro día que, esta vez, no llegará.

Y tú…

¿Qué haces con el tiempo que te fue dado?

¿Te castigas por no contar con aquello que consideras ideal?

¿Te tienes en estado de PAUSA?

Dale STOP a la ilusión, y ponle PLAY a tu Vida.

 

*Texto publicado originalmente en: ginatager.com.mx

*Suscríbete al Blog y al canal de Youtube

*Tienes ¿Preguntas? ¿Inquietudes? ¿Historias? Conéctate conmigo en FB Live y hablemos de este y otros temas.

*Sígueme en redes sociales: @ginatager

Deja tus comentarios sobre este artículo