SER > NUTRICIÓN
martes, 20 de febrero de 2018

Imagen corporal: naturaleza y diversidad

Imagen corporal: naturaleza y diversidad

POR: Gina Tager*

Observando a la gente aprendí…

Lo fácil que es juzgar, criticar o querer cambiar a los demás. Es fácil asumir que alguien necesita tal o cual modificación para “estar bien”, para “ser bella”.

…y de la Naturaleza

Siempre se me ha dado observar a la gente, no tanto a la naturaleza. Sin embargo, conforme fui conectando conmigo, lo fui haciendo también con las nubes, con los árboles, el cielo, los volcanes, los animales y las flores.

Entre muchas cosas, entendí que…

A una nube jamás se le juzga por ser demasiado grande o demasiado gris,

a un árbol se le aprecia con todo y los ángulos de sus ramas;

y las flores… las flores son TODAS hermosas y diferentes. Es en su variedad de formas, colores, olores y texturas donde más podemos apreciar su belleza.

¿En verdad somos tan diferentes de ellas?

Que… ¿acaso no venimos del mismo lugar?

Somos también parte de la Naturaleza… ¿o no?

Cada vez que me sorprendo queriendo cambiar “esto o aquello” en mí misma o en alguien más, sólo tengo que imaginarme queriendo cortar una flor solo por ser diferente. Me imagino podándolas a todas para que queden del mismo tamaño y pintándolas para que sean del mismo color, como la Reina de Alicia.

No hace falta ser un genio jardinero (lo cual no se me da en lo más mínimo) para saber que haciendo esto, no sólo arruinaré la belleza de mi jardín, sino que también mataré a más de una de mis flores en el camino. Y todo ¿por qué? o ¿para qué?…

¿Para lograr una estandarización no pedida y no necesitada?

¿Para honrar la obsesión-compulsión propia o de la colectividad?

En esencia, no somos tan diferentes de las flores; tampoco lo somos del jardinero.

¿La idea es “ganarnos un lugar” a través del camuflaje? ¿de la repetición?.. ¿suprimiendo todo lo que nos hace diferentes, todo lo que nos da color y Vida?

O, tal vez sea mejor tomar el lugar que nos corresponde… fortalecernos por la belleza de nuestras distintas cualidades, aceptar de una vez por todas que vivimos en un jardín lleno de flores diversas en su estilo, tamaño, forma, textura, color y función.

¿Qué jardinero quieres ser para ti y para tu mundo?

¿Te permites brillar o crees que deberías parecerte más a alguien más?

Tú eliges.

 

* Texto original publicado en: ginatager.com.mx

*Recuerda inscribirte al Blog y al canal de Youtube para recibir material que te ayude a seguir creando cambio #AlimentaciónDeCuerpoyMente

*Sígueme y conéctate a las sesiones de FB Live en @ginatager

Deja tus comentarios sobre este artículo