SER > NUTRICIÓN
domingo, 24 de diciembre de 2017

El postre: ¿es un rico premio o es un castigo?

El postre: ¿premio o castigo?

POR: Gina Tager*

 

¡Mamá, Papá… quiero postre!

Para muchos de nosotros una frase temida. Ya sea porque:

Tenemos pavor de que nuestros hijos terminen teniendo la misma relación tortuosa que nosotros hemos tenido con la comida y de la cual no sabemos cómo salir; o

Porque sufrimos con la idea de que el azúcar refinada, químicos y tóxicos se apoderen del cuerpo de nuestros pequeñitos.

Por supuesto, queda descartada la idea de que el miedo venga porque el postre era nuestro As bajo la manga para que POR FIN comiera verduras.

Así que hoy me dedicaré a tranquilizar el Alma y la Mente de los primeros dos casos ya que el tercero quedó sanado desde hace unos días.

La Triada del Hambre

Quiero comenzar por exponer una vez más que la buena nutrición no se basa únicamente en aquella del cuerpo: el alimento cubre, además de las necesidades físicas, necesidades sensoriales y emocionales.

Nutrimos al cuerpo, sí, pero también nutrimos al Alma.

Cuando una de éstas necesidades no queda satisfecha, cuando uno de esos placeres no queda registrado, comienza el desorden. Es entonces cuando aparecen síntomas y conductas “no deseadas” que nos ponen en piloto automático para poder saciar nuestra Triada del Hambre:

Siendo ésta una de las bases de nuestra relación con la comida, la restricción o prohibición de la figura del postre, puede ayudar (al contrario de lo que se cree) a que se cumpla nuestra temida profecía de ver a nuestros peques sufriendo lo mismo que nosotros hemos sufrido.

¿Entonces se trata de darles rienda suelta y llenarlos de pastelitos para que tengan una alimentación balanceada?

No ¡tampoco!

Lo que puedo decirles es que crear un espacio donde los niños tengan capacidad de elección, ayudará a que desarrollen asertividad en cuanto a su comida se refiere.

Para complementar este punto y ahondar en formas de fomentar una alimentación equilibrada, abierta e intuitiva, te recomiendo ver los videos sobre cómo mantener una relación abierta con la comida y mis 10 Tips para fomentar la Alimentación Intuitiva en tus hij@s.

Ahora, sé que si bien una pierna ya dejó de temblar con el hecho de ayudarlos a fomentar una relación pacífica con la comida, la otra aún no puede evitar hacerlo nada más de pensar en toda la “chatarra” que sus cuerpecitos van a absorber en el día a día.

Para esa pobre pierna asustada tengo dos palabras:

Densidad Nutricional

No es lo mismo un panqué hecho por una empresa industrializada (donde la meta es abaratar costos para poder tener más utilidad, lo cual tiene por consecuencia que los ingredientes incluyan una enorme cantidad de antinutrientes) que un pastel hecho en casa o de manera artesanal con ingredientes naturales, no procesados. Es decir, cargados con los nutrientes que la Madre Naturaleza da a cada uno de ellos y para los que estamos diseñados para consumir.

Antinutrientes comunes:

Harinas refinadas: procesadas al punto de haber perdido todos sus nutrientes, incluyendo la fibra.

Azúcares refinadas: algo así como si aisláramos en un pequeño trozo de pan el “veneno” de 100 frutas que, de comernos la porción en una sola exposición y en su presentación original, se mezclaría con fibra y nutrientes dándonos energía, pero que en este caso está desprovista de ellos por lo que no es más que una amenaza para todo nuestro sistema multiplicado por 100.

Grasas hidrogenadas: te recomiendo el artículo “¿Miedo a las Grasas?” para conocer la diferencia entre las grasas naturales de este tipo de grasas artificiales y el efecto que tienen en nuestro organismo.

Si aún piensas en calorías cada vez que eliges qué comer, te invito mejor a pensar en DENSIDAD NUTRICIONAL.

En el primer ejemplo, por menos calorías que incluya el panquecito de moda (probablemente “Light”), cada bocado que tú o tu pequeñ@ se lleven a la boca va a carecer de los nutrientes que el cuerpo necesita para funcionar y, peor aún, estará cargado de sustancias que enciendan la señal de PELIGRO y lo hagan reaccionar ante la amenaza (aquí entran el sobrepeso, las enfermedades y el hambre “descontrolada”).

En el segundo, el número de calorías que tenga el postre en cuestión serán calorías valiosas y llenas de INFORMACIÓN para el correcto funcionamiento del cuerpo.

¿Tienen azúcar? Probablemente. Una manzana también la tiene. Pero es la unión de la fibra y los nutrientes lo que hace que el efecto de esa dosis de azúcar en el cuerpo no se procese como se procesaría la de un “Gansito”. Por otro lado, al ser azúcar no refinada (eso es lo que vamos a buscar en postres de alta densidad nutricional) la cantidad que consumamos en cada mordida será menor.

Y esta, es la gran e importantísima diferencia entre calorías vacías y calorías valiosas. Porque de nada sirve una barrita o una “gelatina” de 80 ckal cuando lo único que le estoy metiendo al cuerpo son antinutrientes y NINGUNO de los nutrientes necesarios para que el cuerpo crezca sano, fuerte y con un metabolismo envidiable.

Así que, a partir de hoy, quitemos toda etiqueta de BUENO o MALO a cualquier postre o alimento por el simple hecho de tener un nombre que asuste. Comencemos a decidir qué consumir a partir de la densidad nutricional del alimento en cuestión.

Y, con esa intención, queremos darles dos regalos.

Opciones Nutritivas de Postres

Les dejo ejemplos de postres y alimentos dulces que me gusta incluir en el día a día de mis pequeñas como sustitutos nutritivos de aquellos con ingredientes comerciales y de baja densidad nutricional. Puedes encontrarlos en la sección de orgánicos de las tiendas departamentales, en tiendas de abasto orgánico en tu ciudad o incluso hay productos que pueden comprarse en línea. Para las afortunadas que vivan en Puebla, encontrarán todo esto en Mercatlán.  Estas son mis opciones, diviértete con tus hijos encontrando las que más les gusten a ustedes.

Ki xocolatl

Nada como un chocolate artesanal cargado de antioxidantes y grasas naturales. Puedes encontrarlo en diferentes porcentajes de cacao. Existen en diferentes versiones como: Almendras con Lima o (el favorito de mis pulgas) el que incluye chips de tortilla de maíz para darle ese crunch extra. ¿Se te antoja una barrita? Prueba con una barrita de amaranto con chocolate. Cargada de proteínas, micronutrientes, fibra y grasas naturales.

 

Hot Cakes de Harina Integral con Amaranto

¿Quién puede resistirse a unos ricos Hot Cakes?… Mejor aún si estos vienen cargados de proteína, fibra, vitaminas, minerales y fitonutrientes. Cocínalos con mantequilla artesanal o aceite de coco y tendrás también grasas naturales para complementarlos.

¡Recetas!

Como segundo regalo, quiero compartirles dos de mis recetas favoritas para convertir el “temido postre” en un momento súper placentero, divertido y nutritivo. Ambas recetas están pensadas para poder hacerlas con ayuda de los chiquitines.

Quiero agradecer de manera especial a Steam and Eat por compartir la receta de la gelatina y ayudarme a encontrar una manera sana de consumir ese delicioso postre (que dejé de consumir por muchos años al no encontrar opciones que estuvieran libres de una enorme carga de azúcar).

Muffins de Plátano, Nuez y Harina de Almendras

Qué  mejor forma de consumir proteínas, grasas monoinsaturadas y saturadas, fibra, micronutrientes y carbohidratos naturales, que con unos deliciosos muffins, de tan fácil elaboración, que incluso nuestros hijos más chiquitos pueden iniciarse como chefs.

Ingredientes:

­2 1/2 plátanos maduros ­

1 cucharada de aceite de coco ­

1 huevo orgánico ­

1 1/4 taza de harina de almendra ­

1 pizca de sal de mar ­

1/2 cucharadita de polvo para hornear orgánico ­

1/2 taza de nueces

Preparación:

Machaca los plátanos en un tazón (entre más maduros estén, mejor).

Añade el aceite de coco derretido y los huevos.

Mezcla hasta que tengas una pasta uniforme.

Añade la harina de almendra, la sal, y el polvo para hornear. Mezcla bien.

Añade las nueces picadas y revuelve todo.

Rellena los moldes de muffins con la mezcla.

Hornéalos a 175°C durante 25-30 minutos.

Deja que enfríen antes de desmontarlos.

¡Disfrútalos con MUCHO placer, calma y CERO culpas! ?

 

Gelatina de Fruta (2 porciones)

A diferencia de las gelatinas de caja que no son más que una bomba de azúcar refinada y colorante artificial, esta gelatina de frutas contiene: proteínas, fibra y carbohidratos naturales. Para que la fibra esté presente, recuerda moler la fruta completa y, si estás en Puebla o en el área Metropolitana… ¡podrás ahorrarte ese paso incluyendo un sobrecito de Steam and Eat!

Tiempo de preparación: 5 minutos

Ingredientes:

Steam and Eat de frutas: 1 pieza (mi favorito es el de mamey) o puedes usar 120 grs. de puré de tu fruta favorita.

Grenetina: 5 grs. (la consigues en Mercatlán o en cualquier tienda de abasto orgánico)

Leche de almendra: 70 ml.

Preparación:

Hidratar la grenetina y derretir.

Licuar todos los ingredientes.

Colocar en un recipiente y refrigerar.

¡Listo! Así de fácil tendrás una deliciosa y nutritiva gelatina. Si quieres añadir más diversión puedes ponerle pedacitos de fruta picada o semillas. Recuerda que al ser productos naturales y poco procesados, su tiempo de vida es menor.

Espero que esta información te sea útil y que te gusten nuestras sugerencias. No dudes en compartir tus recetas y opciones de postres saludables en los comentarios ¡hagamos de este lugar un espacio de información valiosa y crecimiento para todos!

 

*Texto publicado originalmente en: ginatager.com.mx

*Suscríbete al Blog y al canal de Youtube y recibe tu dosis de #PsicologíadelaAlimentación en tu Inbox cada semana

*Tienes ¿Preguntas? ¿Inquietudes? ¿Historias? Conéctate conmigo en FB Live y hablemos de este y otros temas.

*Sígueme en redes sociales: @ginatager

Deja tus comentarios sobre este artículo


Notice: Undefined index: single_display_post_meta in /home/revser/public_html/wp-content/themes/brixton/single.php on line 119

Notice: Undefined index: single_display_socials in /home/revser/public_html/wp-content/themes/brixton/single.php on line 119