SER > MENTE
lunes, 29 de enero de 2018

Tu poder interno sobre la Abundancia

Tu poder interno sobre la Abundancia

POR: Revista Ser

Texto original en inglés: Louise L. Hay

 

El poder dentro de nosotros está dispuesto a darnos nuestros más preciados sueños y enorme abundancia instantáneamente. El problema es que no estamos abiertos a recibirlo. Si queremos algo, nuestro Poder Superior no dice: “Lo pensaré”. Responde fácilmente y lo envía, pero tenemos que estar preparados para ello. Si no, regresa al almacén de deseos incumplidos.

Cuando usamos el término prosperidad, mucha gente piensa inmediatamente en el dinero. Sin embargo, hay muchos otros conceptos que están bajo los auspicios de la prosperidad, tales como: tiempo, amor, éxito, comodidad, belleza, conocimiento, relaciones, salud y, por supuesto, dinero.

Si siempre te sientes apurado porque no hay tiempo suficiente para hacer todo lo que quieres, entonces tienes falta de tiempo. Si sientes que el éxito está más allá de tu alcance, entonces no lo obtendrás. Si sientes que la vida es pesada y extenuante, siempre te sentirás incómodo. Si piensas que no sabes mucho, y que eres demasiado tonto para resolver las cosas, nunca te sentirás conectado con la sabiduría del Universo. Si sientes falta de amor y relaciones pobres, entonces será difícil para ti atraer amor a tu vida.

Ninguno de los ejemplos anteriores tiene nada que ver con la recepción. La gente siempre piensa: “Oh, quiero conseguir esto y aquello y lo que sea”. Sin embargo, la abundancia y la prosperidad se trata de permitirse aceptar. Cuando no obtienes lo que quieres, en cierto nivel no te permites aceptar. Si somos mezquinos con la vida, entonces la vida será mezquina con nosotros. Si robamos de la vida, la vida nos robará.

Creencias sobre el dinero

Tener miedo sobre el tema del dinero proviene de nuestra programación para la primera infancia.

Si tus padres crecieron en la crisis, es posible que hayas heredado creencias cuando eras joven, como “Podemos morirnos de hambre” o “Puede que nunca encontremos trabajo” o “Podemos perder nuestra casa, nuestro automóvil”, lo que sea.

Muy pocos niños dicen: “No, eso es una tontería”. Los niños lo aceptan y dicen “Sí, así es”.

Haz una lista de las creencias de tus padres sobre el dinero. Pregúntate si aún eliges creer en ellos ahora. Querrás ir más allá de las limitaciones y temores de tus padres porque tu vida ya no es la misma. Deja de repetir estas creencias para ti. Comienza a transformar las imágenes en tu mente. Cuando surja una oportunidad, no hagas eco de tu historia pasada de carencia. Comienza a proclamar el nuevo mensaje para hoy. Puedes comenzar ahora a afirmar que está bien tener dinero y riquezas y que usarás tu dinero sabiamente.

También es normal y natural que tengamos más dinero en ciertos momentos que otros. Si podemos confiar en que el Poder dentro de nosotros siempre nos cuidará pase lo que pase, podemos fluir fácilmente a través de los tiempos difíciles, sabiendo que tendremos más en el futuro.

El dinero no es la respuesta, aunque muchos de nosotros pensamos que si tenemos mucho dinero, todo estará bien; no tendremos más problemas o preocupaciones. Pero el dinero realmente no es la respuesta. Algunos de nosotros tenemos todo el dinero que podríamos necesitar, y todavía no estamos contentos.

Hay tanta abundancia en este mundo esperando que la experimentes. Si supieras que hay más dinero de lo que podrías gastar, o más personas de las que podrías conocer, y más alegría de la que podrías imaginar, tendrías todo lo que necesitas y deseas.

Si pides tu mayor bien, entonces confía en el poder interno para proporcionártelo. Se honesto contigo mismo y con los demás.

La Inteligencia Infinita que impregna todo dice “¡Sí!” para ti. Cuando algo entre en tu vida, no lo alejes, di “¡Sí!”. Ábrete a recibir bien y ¡Decir que sí!” a tu mundo. La oportunidad y la prosperidad se multiplicarán por cien.

Deja tus comentarios sobre este artículo