Sábado, 04 de noviembre de 2017

La importancia de la cultura para el ser humano

La importancia de la cultura para el ser humano

POR: Detzani Téllez Medina

 

La forma de vida y las expresiones de una sociedad determinan su cultura, que a su vez se compone por nuestras costumbres, nuestros códigos, las normas, las tradiciones, la espiritualidad, las tradiciones intelectuales, afectivas y las distintas expresiones artísticas, que representan para el ser humano un hecho vital.

La cultura es lo que nos da identidad y es por eso que el Estado debe garantizar la socialización de la cultura y el acceso de las minorías a ella.

Expresarse es una necesidad que nos ayuda a identificarnos, a diferenciarnos y es una responsabilidad hacia los demás.

La cultura no se puede hacer sola, no es algo individual, necesita de socialización.

Las diversas manifestaciones artísticas como la música, la danza, el teatro, etc. Son formas de exteriorizar o de contar nuestra historia, narrar el contexto. Por esto la cultura también es un legado y sirve de base en una sociedad porque en ella se transmiten enseñanzas para las siguientes generaciones.

Existen diferencias entre culturas aunque se trate del mismo país, esto se debe a la diversidad social, lo que puede manifestarse como subculturas.

Las manifestaciones culturales corresponden a que existen diferentes grupos sociales por la formación económico-social. Cada subcultura tiene características específicas que la distinguen de las demás pero comparten a la vez formas culturales. Es decir, en México todos somos mexicanos pero a la vez podemos ser norteños, jarochos o yucatecos; dependiendo del estado al que pertenezcamos y aunque compartamos muchos aspectos culturales iguales, cada uno tiene sus propias costumbres, formas de pensar inclusive formas de comer, porque cada estado tiene su propia gastronomía.

A través de la cultura se expresa el hombre, toma conciencia de sí mismo, cuestiona sus realizaciones busca nuevos significados y crea obras que le trasciendan.

Los elementos de la cultura se transmiten por tres instituciones:

– La familia,

-la religión y

-la escuela.

La cuarta institución es:

-los medios de comunicación.

La Pintura como una expresión:

Desde la prehistoria se empezó a manifestar la necesidad del ser humano de poder expresarse a través del arte. Las pinturas rupestres (representaciones de animales, la naturaleza y pinturas de carácter mágico- religioso) destacando las cuevas de Altamira, Roca de los moros en Cogul. Aproximadamente 25 000 a.C.

Arte antiguo:

Egipto: Se caracteriza por representar en la pintura un criterio jerárquico, por ejemplo: El faraón tiene un tamaño más grande que los súbditos o los enemigos que están a su lado. Predominaba el canon de perfil, que consistía en representar la cabeza y las extremidades de lado, pero los hombros y los ojos de frente.

Grecia: se desarrolló sobre todo en la cerámica, en escenas cotidianas o de temática histórica o mitológica. Se utilizaba la técnica de cerámica pintada “figuras negras sobre fondo rojo y figuras rojas sobre fondo negro”.

Así, podemos viajar a diferentes épocas en la historia y podremos darnos cuenta de cómo en diferentes países, en la misma época la pintura será diferente y expresara diferentes cosas dependiendo de lo que esté sucediendo en el mundo en ese momento y de cómo el ser humano ha querido dejar testimonio de esto a través de la pintura.

Asimismo, la cultura forma a un determinado individuo en su perfil intelectual, social y humanamente conllevándolo a crear nuevas cosas en su entorno. Por tal motivo debemos tener nuestro sello y a la vez nuestra propia esencia debido a que por el simple hecho de nacer en una determinada nación existen elementos que forman parte de nuestra vida, por lo tanto exige lo que se llama fidelidad y no adquirir otras culturas.

Aprendamos a valorar nuestra cultura, nuestras raíces, de tal forma que sirva de guía tanto a personas que residen en territorio nacional como extranjero.

 

Asociación civil que recomiendo:

– culturalhilo.org

Asociación civil dedicada a la investigación y gestión cultural, así como la producción y difusión de eventos artísticos.

Objetivo: promover las artes y el patrimonio cultural tangible e intangible, el apoyo a las actividades de educación y formación artística.

Deja tus comentarios sobre este artículo