SER > SANACIÓN
Domingo, 24 de abril de 2016

Y tú: ¿comes o te envenenas? Descúbrelo

ChristinaLima

¿Por qué los seres humanos tendemos cada vez más a tener un cuerpo enfermo, pero sobre todo de padecimientos que antes no existían o eran menos comunes? Muchas pueden ser las causas, pero hay una básica: por tener un cuerpo lleno de acidez, como consecuencia de malos hábitos alimenticios y pensamientos tóxicos.

Sobre este tema hablan especialistas reconocidos a nivel internacional, como Christina Lima –mejor conocida en las redes sociales como Lima Flaca Forever-, Marcelo Robles, María José Flaqué –creadora de Mujer Holística- y Valeria Lozano –quien desarrolla el sitio Hábitos.

Y todos ellos, desde distintas perspectivas y estilos, coincidieron en que la forma de alimentarse que se tiene hoy en día no sólo es incorrecta en la mayoría de las personas, sino que se consumen productos tóxicos, genéticamente modificados o simplemente cosas artificiales que se adquieren en los supermercados.

En el segmento Alimentación Alcalina, que se dio en el marco del Congreso Mente Súperconsciente, Christina Lima habló sobre “Los cuatro pilares de la alimentación alcalina y la salud digestiva”. Ahí expresó que la acidez corporal tiene como su causa principal la alimentación, y cuando un cuerpo se encuentra en dicho estado, viene la enfermedad.

Cuando una persona se alimenta de forma sana, dijo, aumentan su energía y vitalidad, se siente renovada, tiene una mayor ilusión por vivir y logra un equilibrio en su peso corporal; además, tiene mayor claridad mental, fortalece su sistema inmunológico, rejuvenece y aumenta su líbido.

Por ello, Christina Lima recomendó un cambio de hábitos en la forma que hoy se tiene de comer, de manera que se consuman alimentos 80% alcalinos y 20% ácidos.

Los cuatro pilares en los que basó su ponencia son los siguientes:

  1. Tener una mejor hidratación, pues el cuerpo está compuesto en 80% por agua y al día se pierden al menos 2 litros de la misma. Lo que se sugiere es que las personas tomen 1 litro de agua al día por cada 18 kilogramos de peso. Esto, además favorece la digestión, neutraliza la hiperacidez, ayuda a eliminar los radicales libres y favorece la nutrición de las células
  2. Cuidar la nutrición. Lo importante no es sólo lo que come el ser humano, sino cómo lo combina. Las frutas, por ejemplo, no pueden consumirse revueltas, deben ser separadas en dulces, ácidas y semiácidas. Las proteínas y los carbohidratos también deben ser equilibrados
  3. Desintoxicación. En este caso, Christina Lima abordó la necesidad de que el organismo sea depurado, lo que se hace de manera natural a través de la orina, las heces, el sudor y la respiración, sin embargo, cuando la toxicidad es elevada se requiere de otras técnicas como los lavados colónicos, además de hacer ejercicio con regularidad
  4. Trabajar las emociones. Cuando hay una alimentación alcalina, apuntó, se logra una remineralización en el organismo, además de que se favorecen la conductividad eléctrica y los impulsos nerviosos. La sal marina o del Himalaya, por ejemplo, pueden ayudar en este aspecto, pero consumidas con moderación

Christina Lima concluyó con sugerencias como hidratar el cuerpo con 3 litros de agua, consumir en las mañanas un jugo verde sin frutas, comer verduras, sobre todo de hojas verdes y crudas, reducir o eliminar la proteína animal y tener un estado de ánimo positivo.

~ ¿Qué consumes todos los días? ~

Marcelo Robles, director del Instituto Nacional de Trofología (INAT), fue más rudo en su exposición, pues desde su perspectiva hoy a las grandes empresas no les interesa la nutrición de las personas sino “de su bolsillo”.

Para él, existen 10 venenos que los humanos ingieren sin tener consciencia de ello, y prácticamente todo es comprado en los supermercados, entre los que se encuentran los endulcorantes (relacionados con el Alzheimer); el jarabe de maíz de alta fructuosa (vinculado con la diabetes); el glutamato monosódico (uno de los causantes de la colitis); los saborizantes artificiales; las grasas trans; los colorantes artificiales; el Benzoato de Sodio y el ácido fosfórico.

Hoy, expuso el trofólogo, los productos que venden en las cadenas comerciales contienen más de 300 toxinas. “Entre más larga sea la vida de un alimento, más corta es la vida humana”, de ahí la importancia de darse cuenta de que 8 de cada 10 bebés consumen papillas artificiales, 4 de cada 10 niños toman jugos o néctares llenos de azúcares, mientras que 6 de cada 10 adultos toman refrescos o bebidas azucaradas.

El cáncer, por ejemplo, se “alimenta” insumos tóxicos, al igual que el sistema digestivo se ve afectado por los mismos, pues no puede procesarlos. Actualmente se estima que a nivel mundial 46% de las muertes prematuras son causadas por una incorrecta alimentación. Y peor aún, México es uno de los primeros lugares mundiales en casos de diabetes por sobrepeso y leucemia infantil.

Cambio de alimentación: un cambio de vida~

María José Flaqué es una mujer muy joven, creadora del sitio Mujer Holística, quien en el Congreso Mente Súperconsciente manifestó que hoy uno de los retos es trabajar en crear un nuevo cuerpo energético, a través de una alimentación sana y un cambio de consciencia.

Y la forma de hacerlo, anotó, está adentro de cada ser humano, pero cada uno debe retomar su propio poder. Por ello, habló lo que desde su perspectiva debe trabajar cada persona:

  1. Una nueva persona no etiqueta a los demás, “no divide y no juzga”
  2. No cede su poder a los otros, confía en su intuición
  3. No ataca a los otros, actúa con amor
  4. Ve la divinidad en todo, pero principalmente en sí mismo
  5. Acepta su responsabilidad en todo lo que sucede en el mundo y en su vida
  6. 6.      Ve cada momento como un momento sagrado
  7. Se identifica con el espíritu y no con el campo físico
  8. 8.      Consume alimentos con luz
  9. 9.      Reprograma lo que conoce

El nuevo ser humano, destacó, toma decisiones basadas en la responsabilidad colectiva, con amor, respeto y consciencia divina.

¿Y tú, qué hábitos tienes? ~

Valeria Lozano cuenta con un sitio llamado Hábitos. Y es justo de este tema del cual habló, del hábito del ayuno como una práctica milenaria para la salud física, mental y espiritual.

Su principal sugerencia se basa en que las personas hagan un ayuno alimenticio que le permita al cuerpo y a la mente romper con el estrés y las rutinas a las cuales están sometidos, pero también que les haga crear una mayor resistencia al entorno.

Uno de los principales mitos que se deben dejar de lado sobre el ayuno es que saltarse una comida provoca sobrepeso, destacó, pues en realidad lo que se hace es darle al cuerpo un descanso.

Su sugerencia, que dijo debe ser guiada por un experto en el tema, es que se hagan ayunos diarios de 10 horas, es decir, se pueden consumir alimentos desde las 12:00 hasta las 18:00 horas y después no comer. A menos que se tenga demasiada hambre, se pueden tomar líquidos sin calorías.

Esto permitirá que el cuerpo humano logre:

  1. Una mayor pérdida de peso y grasa corporal
  2. Mejora la salud digestiva y el sistema inmunológico
  3. Aumenta la longevidad
  4. Mejora la salud cardiovascular
  5. Mejor la salud cerebral

También te puede interesar leer: Mía Astral te comparte cómo avanzar en la vida

También te puede interesar leer: Y tú, ¿qué harías aunque no te pagaran?

Deja tus comentarios sobre este artículo