SER > SANACIÓN
Lunes, 22 de junio de 2015

Tu lugar en el Universo…

universo

Hola gente bella; una de las preguntas más comunes que nos hacemos los seres humanos es la de: ¿Cuál es mi lugar en el Universo? ¿Por qué estoy aquí? y ¿para qué estoy aquí?

 Son preguntas netamente existenciales y aunque no lo crean para muchas personas es angustiante el no saber que hacen o para que están en este mundo, esto lleva en muchas ocasiones a que se sientan fracasados o perdidos en la vida.

 Bien, algo que debes tener muy claro, es que todos tenemos un plan de evolución; antes de renacer, trabajaste arduamente junto con otras entidades superiores con el material de tu vida precedente y al presentarte ante el Tribunal Kármico se pesó tu karma, de este balance de tus acciones que le llaman “juicio” sale el trabajo que deberás realizar en tu siguiente encarnación. Para ello tú te preparas y vas afinando todos los detalles de lo que necesitarás hacer cuando estés encarnado. La frase popular que dice que “todo niño trae su pan debajo del brazo”, en realidad hace referencia es a este hecho, que ya traes un plan de vida a desarrollar y que junto con ese plan también traes las herramientas necesarias para desarrollarlo; jamás te van a enviar sin el equipo para enfrentarte a la vida, de eso puedes estar seguro.

 Ahora bien, que es lo que pasa con mucha gente, que creen que la vida es “injusta” y se ensañó con ellos no dándoles “nada”.

 No es que no traigan herramientas para “defenderse” en la vida; estas están, el asunto reside en que el individuo no las ha podido encontrar y no porque se las hayan escondido, sino que precisamente una parte importante de su trabajo kármico, consiste en encontrarlas o descubrirlas, para ello hay que auto-analizarse y pedirle continuamente a nuestro Maestro Interior.

 Siéntense todos los días dos minutos del día, cierren sus ojos, desconéctense de todo y lleven su atención a su corazón, respiren profundo y rítmicamente, luego repitan esta frase que es muy poderos y que te centra en tu PODER:

 AQUIETATE Y SABE, YO SOY DIOS.

 Escuchen el latido de su corazón y ya cuando se sientan bien serenos, hagan la siguiente petición:

 “Mi amado Maestro Interior o Cristo Interno, muéstrame el camino, enséñame cual es mi lugar y misión perfecta en esta vida”.

 Quédate un minuto en silencio.

 Hazlo todos los días las veces que quieras; en algún momento recibirás respuesta y tu panorama se aclarará y sabrás que es lo que debes hacer en tu vida.

 Gente, todas las respuestas existen; cuando se crea un problema, simultáneamente se crea la solución; el universo es perfecto y no deja nada inconcluso, mucho menos tu vida, que es tan importante como la de un Elohim o un Avatar. Porque para el Gran Absoluto, hasta la más pequeña de sus criaturas es igual de importante que la de las grandes entidades espirituales.

 No te desesperes, aprende a aquietarte y busca dentro de tu corazón; allí están todas las respuestas que necesitas.

 No me creas, compruébalo.

 m.eulyon@gmail.com

Deja tus comentarios sobre este artículo