SER > SANACIÓN
Sábado, 14 de octubre de 2017

Tiempos de Maktub: Nudos de Fuego

Tiempos de Maktub: Nudos de Fuego

POR: Ruby Soriano

Terminar, concluir, cerrar, finiquitar son tal vez palabras que evocan esa gran dificultad de enfrentar que algo terminó o quizá debe terminar.

Concluir etapas en la vida, implica toda una acción de conciencia que nos permita entender que nuestro tiempo final en ese momento de vida llegó a su fin.

En este sentido, podemos hablar de relaciones amorosas, laborales o personales.

Muchas personas caen en un constante sufrimiento cuando no pueden romper estos círculos de vida que se desgastan y pueden resultar sumamente peligrosos cuando no entendemos que llegó la hora de partir, terminar, irnos de este momento.

Romper vínculos energéticos implica llevar al cabo un acto de decreto íntimo, donde podamos asumir que vamos a cerrar una puerta para abrir las ventanas y dejar que fluyan nuevas cosas en nuestra vida.

Los huicholes, una de las etnias ancestrales y más míticas de nuestro país, representan un ejemplo único de todas aquellas bellas costumbres y ritos  practicados desde siempre, que nos contagian de la sabiduría de nuestros antepasados, quienes desde esos tiempos, sabían cómo concluir relaciones y momentos de vida.

Los huicholes son verdaderos artistas a la hora de tejer esos bellos soles, lunas y figuras geométricas que con hilos llegan a sugerir movimientos ópticos. Esta etnia acostumbra tejer nudos de hilo cada vez que inician una relación de vida con una persona. Estos nudos muchas veces los han representado en sus coloridas artesanías.

Ellos tienen la creencia, que los nudos representan fuerza, unión, entrega. Sin embargo, como buenos maestros del universo, los huicholes también entienden que todo tiene un ciclo y que cuando estos terminan, hay que saber decir adiós. Para este momento, ellos arrancan los nudos de hilo para depositarlos en una gran hoguera, encendida para purificar el pasado y dar la bienvenida al presente.

Cuando los huicholes depositan los nudos en el fuego dicen el siguiente conjuro:

“Te libero de todo pasado, te entrego toda tu energía y agradezco el tiempo de vida compartido. Libera mi presente y devuélveme mi energía, para construir todo lo nuevo que ha de llegar a mí”.

Los huicholes son el ejemplo más sabio de saber cerrar la puerta cuando llega el momento de crecer espiritual y emocionalmente.

Toda etapa en nuestras vidas tiene una caducidad. No te demores a la hora de cerrar esos ciclos que no implican dolorosas despedidas, sino que debemos entender como una nueva oportunidad de vivir nuevas experiencias.

tiemposdemaktub@gmail.com

Tiempos de Maktub

Deja tus comentarios sobre este artículo