SER > SANACIÓN
Lunes, 08 de febrero de 2016

Tiempos de Maktub: No vuelvo

adios

Tiempos de Maktub


Qué difíciles son las despedidas, quizá por ello, buscamos evitarlas, evadirlas, ignorarlas.

Decir adiós no es una decisión sencilla, pero es necesaria cuando se agotan los plazos, se acaba el amor, se cierran ciclos o muere una etapa.

Somos expertos en evitar decir adiós; esa despedida tajante que nos empuje a pronunciar la frase: NO VUELVO.

Decirle adiós a un matrimonio, a una amistad, a un noviazgo, a un trabajo, a tu familia, a tus pesares, es todo un proceso que debe asumirse como es…..UN FINAL.

Lo interesante de todo esto, no es sólo entender que se agotaron las etapas y que por ello debemos dar un paso al costado para cerrar, despedirnos y continuar.

La siguiente fase es aún más importante.

Muchos de nosotros vivimos de despedidas momentáneas. A cuántas amigas o amigos no hemos escuchado decir: “Se acabó, voy a dejar todo al tiempo”…..pero cuando pasa el dichoso tiempo, regresan al mismo lugar o se involucran con las mismas personas, los mismos empleos, las mismas actividades.

Si regresas una y otra vez, sin poder despedirte de algo o alguien, es una muestra de lo que tu subconsciente se resiste a soltar, por temor a sentir la pérdida y con ella viene el vacío.

No volver es la fórmula de emprender la evolución hacia un verdadero cambio que te permita entender por qué llevaste al final a determinada situación.

Es difícil desprendernos de lo que forma parte de nuestra vida. Sin embargo, cuando aquello nos provoca dolor, pesar, agonía, incomodidad, es porque algo murió y debemos dejarlo apagarse.

Al paso del tiempo, podremos entender que NO VOLVER es la fórmula correcta para que nuestro adiós tenga efectos positivos en nuestro crecimiento personal y espiritual.

Mirar a las personas con las que una vez trabajamos y decidimos decirles adiós por una cuestión de insatisfacción laboral, reconocer el desgaste en una relación amorosa donde ya no hay más que la ruptura, reconocer que nos alejamos de determinadas personas tóxicas, permite avanzar y sobre todo entender por qué no debemos REGRESAR a todo aquello que decidimos soltar, cerrar y sobre todo, aceptar que ya no está más en nuestras vidas.

Faciliten a su vida la evolución del ADIÓS sin REGRESO, es una buena forma de saber que somos capaces de desprendernos y adaptarnos a todo lo nuevo que siempre nos ofrece la vida en diferentes circunstancias y momentos.

Facebook:  Mediatikos Consulting         Twitter: @rubysoriano

Mail:  mediatikosconsulting@gmail.com             www.mediatikos.wordpress.com

Deja tus comentarios sobre este artículo