SER > SANACIÓN
Lunes, 17 de julio de 2017

¿Te sientes agotado todo el tiempo?

Por: Ana Giorgana

El Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) es un padecimiento que por su naturaleza, puede confundirse con otros padecimientos de orden psicológico o físico. Como todo síndrome tiene una serie de signos y síntomas específicos que lo delimitan.

El Síndrome de Fatiga Crónica se ha reconocido desde hace varios años en la consulta de médicos, psiquiatras y psicólogos. Aún cuando puede confundirse con una depresión, la realidad es que el SFC se encuentra íntimamente vinculado a las emociones, y por supuesto, a los episodios depresivos.

¿Cómo puedo saber que estoy padeciendo el Síndrome de Fatiga Crónica?

Existen ciertos indicadores que pueden ayudar para comprobar si estamos padeciendo, o no, el SFC:

  • La fatiga que se siente ha sido recurrente en el tiempo, por lo menos en los últimos seis meses.
  • Se siente “muy cansado”, aún cuando no esté trabajando de manera intensa
  • Aunque visita al médico, no existe ninguna justificación física a su cansancio y agotamiento
  • En general, realiza menos actividades físicas o mentales que en tiempos anteriores, pero su cansancio es mayor

En los últimos meses ha experimentado padecimientos o síntomas como los siguientes:

  • Dolor de garganta
  • Nódulos linfáticos adoloridos en la región del cuello o las axilas
  • Dolores musculares recurrentes
  • Dolores en articulaciones sin causa aparente
  • Dolores de cabeza recurrentes
  • Dificultades con la concentración y con actividades que tengan que ve con la memoria
  • Experimentar cansancio y fatiga la mayor parte del tiempo
  • El menor ejercicio o actividad lo agota
  • Trastornos de sueño y de alimentación

Probables causas del Síndrome de Fatiga Crónica

No se tienen datos específicos acerca de las causas del SFC. Los síntomas pueden estar asociados, desde el punto de vista médico, a que el sistema inmune o de defensa del organismo, se encuentra funcionando por debajo de lo normal. Sin embargo, la mirada psicológica nos lleva a repensar otro enfoque, ¿qué está pasando en la vida de la persona que padece SFC?

  • Probablemente un gran estrés, por las razones que sean
  • Relaciones deterioradas con el cónyuge, los hijos o los padres
  • Una fuerte insatisfacción laboral
  • Cambios y mudanzas en la vida del trabajo o familiar
  • Dificultades emocionales que es necesario afrontar: divorcios, pérdida de algún familiar significativo en la vida, pérdida del trabajo, etc
  • Pérdida de la salud: ser diagnosticado por una enfermedad crónica o terminal
  • Apuros económicos
  • Padecer de Fibromialgia: enfermedad que se caracteriza por dolores en diversas áreas del organismo, principalmente en tendones o articulaciones.

El factor emocional siempre se encuentra presente en este padecimiento. La persona no puede hacer frente a su situación, de manera que se deprime, se agota y no puede más, ni con sus circunstancias de vida, ni con la capacidad de resolver sus problemas.

¿Cuál es el mejor tratamiento para el SFC?         

El primer punto, y el más importante, es reconocer que nos encontramos muy fatigados, sin causa aparente, y que además, necesitamos ayuda. Posteriormente es encontrar la causa física de la fatiga, para lo cual se requiere visitar a un especialista. Olvidémonos del: “ya pasará”, “mañana me sentiré mejor”, o “no es nada”.

El mejor tratamiento es tomar conciencia de las situaciones que nos afectan. Es decir, cualquier tratamiento con fármacos sólo nos va ayudar a reducir los síntomas de depresión o ansiedad, pero de ninguna manera, va a resolver, nuestra circunstancia de vida. Los fármacos como ansiolíticos y antidepresivos, ayudan, colaboran, pero deben de ir asociados a una terapia individual.

No te resistas, es importante acudir con los especialistas.

¿Cómo puedo mejorar mi calidad de vida?

  • No aislarse, y en la medida de lo posible, realizar actividades que le resulten placenteras
  • Practicar la meditación y el yoga ayudan de manera sorprendente en estos padecimientos
  • La expresión de los sentimientos es fundamental. Cuando estoy enojado, triste o frustrado necesito decirlo y expresarlo. La represión de los mismos, es causa de una gran fatiga
  • No te sientas de otro planeta. Todos los seres humanos, en algún momento de nuestras vidas, requerimos apoyo. Busca ayuda en grupos, amigos o en actividades diversas

Si la memoria y concentración se encuentran afectadas, elabora una lista de lo que necesitas hacer y de lo que quieras hacer, y ve cumpliéndolas.

Se ha observado que en los tiempos actuales, los abuelos se encuentran muy afectados por este Síndrome. Es una realidad que los padres de hoy en día se encuentran muy ocupados, tratando e intentando resolver su situación económica. Trabajan todo el día, y en su lugar, los abuelos se hacen cargo de los nietos: llevarlos a la escuela, revisar tareas, darles de comer y educarlos.

Sin embargo, su estado de agotamiento se observa, ya que, por su condición de abuelos, requieren de cuidados y contención. Sí bien los abuelos son una figura importante en la vida de los nietos, pero no como padres sustitutos, sino como abuelos. Por tanto, requerimos tomar conciencia de cómo le estamos haciendo, con nuestros padres, que requieren disfrutar, llevar una vida tranquila y pasar la vida de una manera más sosegada.

Su tiempo de cuidar y de crianza ya pasó. Su función de abuelos es de consentir, permitir y gozar, no de responsabilidades y de desgate físico que la vida de un niño plantea. Seamos más considerados con ellos, merecen tener una vejez digna y llena de sentido, no de responsabilidad.

Hoy en día existen muchos recursos para superar cualquier padecimiento, el SFC, es uno de ellos.

¡Consúltanos, somos especialistas!

Gracias por leerme. Mi misión es la calidad de vida emocional. Si los temas de esta columna te interesan, me encantaría que me escribieras.
Contacto:

www.cecreto.com

fb/cecretoyanagiorgana

Tel: 01 222 458 9304

Deja tus comentarios sobre este artículo