SER > SANACIÓN
Jueves, 08 de octubre de 2015

Pequeñas acciones para tener un gran día

amorpropio

Texto original en inglés de Louise L. Hay

Estoy dispuesto a ver a mi magnificencia

Louise L. Hay

Hoy es un día hermoso. Espero que lo estés experimentando con un corazón de luz y un espíritu enérgico. Con demasiada frecuencia, nuestras vidas nos imponen demandas que nos llevan a sacrificarnos y olvidarnos de tomar un tiempo personal para hacer lo que se adapte a nuestras necesidades. Me gustaría aprovechar este momento para animarte a amarte a ti mismo y tomar unos momentos de tu día para hacer cosas que te hacen sentir bien.

Nutrir el cuerpo y la mente. Disfruta de un tiempo para hacer ejercicio. Tómate cinco minutos, o incluso una hora, y medita y reencuéntrate con tu centro. Encuentra tus medios para la relajación en todos los rincones de tu vida cotidiana: en casa, en la cama, cocinando, realizando tus rituales de aseo personal, incluso en el trabajo. El trabajo puede ser donde tú necesitas la capacidad de realizar ejercicios de relajación al máximo.

Yo misma llevo a cabo lo que llamo mi trabajo diario. Por lo general, comienzo con mi mente al ser agradecida cuando me levanto por la mañana. Pensando en todo lo que hay a mi alrededor es que puedo estar agradecida. Me baño, medito, hago mis afirmaciones y digo mis oraciones; luego hago ejercicio y nutro mi cuerpo con alimentos que fueron proporcionados por la Madre Tierra amorosa, con la que estoy continuamente agradecida. Al medio día me tomo un momento para relajarme en mi tabla inclinada y permito que mi cuerpo se tome el tiempo para dejar de lado las tensiones del día. Me gusta compartir mi cena con los demás y pasar mis tardes con todo tipo de personas que nos reunimos para bendecirnos unos a otros, además de los alimentos que comemos.

Antes de ir a la cama a veces leo y estudio con el fin de aprender más acerca de esta vida en que estamos. Siempre hay espacio para ser más educados. Mientras me voy a dormir, recojo mis pensamientos y reviso mi día con una bendición para todos los momentos que viví. Afirmo que voy a dormir profundamente, despertando en una luminosa mañana y deseando que llegue el nuevo día.

Sé que todo esto suena difícil y abrumador. Para muchos, tomarse un tiempo personal es una de las cosas más difíciles de llevar a cabo. Admito que al empezar puedes sentir que es demasiado, pero tu espíritu te lo agradecerá y disfrutarás el tiempo que te has dedicado a ti mismo y después esto será como cepillarte los dientes. Se convertirá en algo automático y simple.

Cada día nos ofrece el tiempo para experimentar todo lo que se requiere para que aprendamos y experimentemos. Se nos han dado días adicionales para llevar a cabo nuestra vida como creamos conveniente. La creencia en la falta de tiempo nos separa de vivir en el ahora. Sin embargo, el ahora es el momento más importante que jamás tendremos. Cuando cambias el enfoque de tu mente a la apreciación de lo que tienes y afirmas que te mereces la prosperidad, te sorprenderás de la generosidad que tiene la vida para ofrecerte.

Tomarte un tiempo para ti todos los días te ayuda a desarrollar un fuerte sentido de ti mismo. Si no estableces y alimentas tu autoestima y encuentras un equilibrio entre la cantidad de tiempo que pasas trabajando por complacer a los demás y el tiempo que dedicas a alimentarte a ti mismo, podrías sufrir de dolencias como náuseas, ardor de estómago, úlceras, estreñimiento, intestinos flojos, colitis, o incluso problemas renales. Tú puedes incluso luchar con el aumento de peso, la imagen corporal, o alguna adicción. Tales problemas de salud son signos que tu cuerpo está enviando hacia fuera para decirte que su estilo de vida actual no está funcionando para ti.

Ámate a ti mismo y el cuerpo en que te encuentras. Al menos durante esta vida será el único que tengas, y esperamos que sigas en él durante mucho tiempo todavía. Mira honestamente tu vida y toma decisiones para su mayor bien. Alimenta tu autoestima y date cuenta de que tienes una bondad innata. Resiste cualquier pensamiento negativo acerca de quién eres con la siguiente afirmación: “Yo soy lo suficientemente bueno. Yo no tengo que trabajar excesivamente para demostrar mi valía”. Continúa amándote a ti mismo y todo estará bien.

Permíteme dejarte hoy este pensamiento del corazón:

Me relajo y disfruto de la vida. Todo lo que necesito saber me es revelado en el momento perfecto y en la secuencia perfecta. Estoy en paz. Hoy soy una nueva persona. Me relajo y libero mis pensamientos de toda presión. Ninguna persona, lugar o cosa pueden irritarme o molestarme. Estoy en paz. Soy una persona libre que vive en un mundo que es un reflejo de mi propio amor y comprensión. Estoy a favor de todo lo que mejorará la calidad de mi vida. Utilizo mis palabras y mis pensamientos como herramientas para dar forma a mi futuro. Expreso gratitud y agradecimiento a menudo y busco cosas que agradecer. Estoy relajado. Vivo una vida pacífica.

Mereces tomarte un  tiempo para recibir amor de ti mismo en igual medida, si no más, de lo que ofreces a los demás. Recuérdate a ti mismo: Todo está trabajando en el Derecho y Orden Divino. Me encanta lo que soy y todo lo que hago. Todo está bien.

Y así será.

También podría interesarte leer: Los 10 mandamientos de Deepak Chopra para la felicidad
También podría interesarte leer: 
Kabbalah, seis pasos para crear milagros en tu vida

 

Deja tus comentarios sobre este artículo