SER > SANACIÓN
Lunes, 15 de junio de 2015

Los decretos o afirmaciones, grandes aliados en nuestra vida

louiselhay

En los últimos años los decretos o afirmaciones se han vuelto muy famosos. Los vemos por doquier, pero sobre todo en las redes sociales, en donde distintos autores los han hecho suyos para lograr seguidores.

Louise L. Hay, Deepak Chopra o Martha Sánchez Navarro, esta última una gran mexicana que nos ayuda a transformarnos, son apenas algunos de ellos.

En el caso de Martha, quien constantemente visita distintas ciudades con su curso Conciencia de Salud, ha cambiado una idea que todos tenemos. Desde niños, nos enseñaron el famoso “piensa mal y acertarás”. Pues con ella es diferente, ya que nos recuerda lo contrario: “Piensa bien y acertarás”.

Y tiene tooooda la razón, pues es así como logramos la transformación de nuestros pensamientos, de todo aquello que hemos acumulado en nuestra cabeza desde hace muchos años y que puede provenir de nuestros hogares, de la escuela y de nuestros amigos.

De hecho, todos los días tratamos, inevitablemente, con personas que pueden llegar a ser tóxicas para nosotros, pues sus pensamientos son sumamente negativos, y hasta funestos.

Bueno, pero de regreso al tema, lo importante es que SÍ podemos cambiar nuestros pensamientos. Como dice mi maestra Louise L. Hay, “es sólo un pensamiento, y los pensamientos se pueden cambiar”.

Pero cómo, se preguntarán ustedes. ¡Pues más fácil de lo que creemos! Síiiii, te lo garantizo.

Un decreto o afirmación está compuesto de tres partes esenciales: debe ser escrito en primera persona (yo), en presente (hoy) y en positivo.

Por ejemplo: Yo (primera persona) gozo (presente) de una salud perfecta (palabras positivas).

Lo incorrecto sería: Yo no me enfermaré. Tiene un no y tiene palabras negativas (enfermedad).

Aún más, los decretos son como semillitas, las sembramos en nuestra mente, pero tenemos que cuidarlas y acordarnos de ellas.

En otra oportunidad escribiré sobre cómo lograr que un decreto se haga realidad en mi vida. El primer paso, claro, es crearlo como sé que lo podrás hacer ahora.

Deja tus comentarios sobre este artículo