SER > SANACIÓN
Jueves, 18 de febrero de 2016

La vida me apoya en cada paso del camino

autoconfianza01

Texto original en inglés de Louise L. Hay

Una de nuestras principales luchas es ser fieles a nosotros mismos. Solo sé tú mismo. Suena como una cosa tan simple de hacer, ¿verdad? Cuando practicamos el amarnos a nosotros mismos, desarrollamos una cierta confianza que nos lleva más cerca de ser fieles a nosotros.

Para algunos de nosotros esto es más fácil decirlo que hacerlo. Si estás encontrando que estás diciendo o haciendo cosas sólo para apaciguar a los demás, entonces estás negando propósito de tu alma. Estás negándote a ti mismo la felicidad.

Te animo a practicar el amor a ti mismo a menudo porque es la mejor manera de acercarse a lo que eres. Muchas veces nos encontramos con que no estamos seguros de nosotros mismos. Constantemente cuestionamos nuestras decisiones o las hacemos con base en los que nos rodean.

¿Por qué estamos tan dispuestos a confiar en los demás, pero no a nosotros mismos? Eres un alma única, hermosa. No suprimas tu verdadero yo. Esto puede ser difícil en un mundo que es tan rápido para juzgar o comparar con otros.

Hemos aprendido de nuestra cultura o de los padres y empezamos a juzgarnos a nosotros mismos constantemente, porque eso es lo que nos enseñan. Esa no es forma de vivir una vida feliz y amorosa. Vas a estar constantemente persiguiendo algo que no es cierto que el ser divino.

No hay manera equivocada o forma correcta de ser uno mismo. Tu niño interior o brújula interior está ahí para guiarte. Confía en ello. Ámate a ti mismo y siempre se fiel a la mejor versión de ti mismo.

Serte fiel es una decisión constante que hacemos todos los días. Y no creo que el hecho de que hayas cometido un error signifique que eres un fracaso. La vida es una experiencia de aprendizaje. A veces tomamos decisiones fieles a nosotros y otras veces no. Está bien porque aprendemos. No están definidas por los errores que cometemos.

Deja de lado tu diálogo interno negativo y amarte a ti mismo. Cuando nos amamos a nosotros mismos en cada situación, aprendemos a ser la mejor versión de nosotros mismos. No te juzgues con base en las decisiones o acciones pasadas. Sólo tienes que aprender y seguir adelante.

Ser tu verdadero yo sólo te hace valiente y fuerte. Cuando expresamos nuestro verdadero yo empezamos a sentirnos bien. Llegamos a estar cómodos en nuestra piel y se levanta el peso de nuestros hombros. Los auto-reproches disminuyen y estamos menos preocupados.

Te darás cuenta de que cuando practicas confiar en tu voz interior tus relaciones con los demás van a cambiar. Empiézate a rodear de personas que te ayudan o te animan a ser tú mismo. A la vez, vivirás una vida feliz y plena. Entonces nos satisfacen nuestras necesidades porque confiamos en lo que estamos haciendo cada día en cada momento.

Hay muchas maneras para ayudarte en tu viaje para ser tu verdadero yo. Éstos son 3 de mis herramientas favoritas para ser honesto contigo mismo:

Mantén un diario. Anota tus experiencias, cómo te sentías acerca de ellas y si lo que pensabas se alineó con tu voz interior. Si te sentiste molesto hacia alguien, ¿te enfrentaste a ellos o lo ocultaste? Cuanto más se escribe hacia abajo y se nota cuando estás haciendo lo que es mejor para ti, cuanto más te acercas a expresar tu verdadero ser con más frecuencia.

Meditación. No hay manera mejor que relajarse, respirar y descansar tus pensamientos. Este es un buen momento para practicar afirmaciones y reflexionar sobre lo que quieres para tu vida.

Haz la práctica de trabajo del espejo. Mírate a los ojos y expresa tus verdaderos sentimientos, ésta es una buena manera de descubrir problemas subyacentes y tratar con ellos.

Aquí hay una meditación para ti:

Ninguna persona, lugar o cosa tiene ningún poder sobre mí si no se lo doy, porque yo soy el único pensador en mi mente. Tengo una gran libertad de poder elegir qué pensar. Puedo elegir ver la vida de manera positiva en lugar de quejarme o estar enojado conmigo mismo u otras personas. Quejarse de lo que no tengo es una manera de manejar una situación, pero no cambia nada. Cuando yo me amo y me encuentro en medio de una situación negativa, puedo decir algo como: “Estoy dispuesto a liberar el patrón en mi conciencia que contribuyó a esta condición.” He tomado decisiones negativas en el pasado, pero esto no quiere decir que soy una mala persona, ni estoy atascado con estas elecciones negativas. Siempre puedo optar por dejar de lado los viejos juicios.

Deja tus comentarios sobre este artículo