SER > SANACIÓN
Lunes, 15 de junio de 2015

La importancia de cuidar a nuestro niño interior

Rainbow-Run-2014-018

Si existe una mirada tierna y transparente en esta vida es la de un niño… la de tu niño interior. Sí, pasen los años que pasen, y vivas lo que vivas, ahí está, siempre en ti.

En los talleres de Louise L. Hay el trabajo con el niño interior es uno de los más importantes. Y cómo no, si los reencuentros que logramos con él son en verdad maravillosos y sanadores.

De niños, sobre todo cuando rondábamos los cinco años, tuvimos muchas experiencias que definieron nuestra vida adulta.

Quizá sufrimos algunos regaños, o alguien nos hizo daño. Tal vez hubo abusos o tristezas, malas palabras o hasta golpes.

Quizá algo más…

Pero hoy ya eres un adulto, alguien que se puede hacer cargo de sí mismo y de su niño. Por eso búscalo, mírate en sus ojos, mira una foto donde eras pequeño. Y disfruta con él…

Ese tiempo ya pasó y hoy vives en un mundo seguro, un mundo en donde tu pequeñ@ y tú pueden vivir felices.

¡Perdona y libera el pasado! Sé feliz, ríe, canta, brinca, dibuja, ilumina, lee cuentos, come dulces, baila, goooozzzaaaa!

Sobre este tema, Louise L. Hay nos comparte lo siguiente:

Cuida a tu niño interior. Es él quien está asustado. Es él quien sufre. Es él quien no sabe qué hacer. Ocúpate de tu niño. Abrázalo y ámalo y haz todo lo que puedas por satisfacer sus necesidades. No olvides hacerle saber que, suceda lo que suceda, tú estarás siempre a su lado. Nunca le volverás la espalda ni te escaparás de él. Siempre amarás a ese niño.

Deja tus comentarios sobre este artículo