SER > SANACIÓN
Jueves, 16 de julio de 2015

La felicidad, una elección en tu vida

felicidad02

¿Es posible ser feliz en todo momento? Quizá lo primero que se te ocurra responder es que NO, pero qué pasaría si alguien llegara y te dijera que esa, como muchas oras cosas, es una elección que tú y sólo tú puedes hacer en tu vida.

Sí, sé que cuando pasamos por momentos difíciles, y mira que yo los he vivido, perdemos la alegría, el gusto por la vida, nos olvidamos de la felicidad para dar paso a la tristeza. Y no, no es que la tristeza sea mala, al contrario, juega un papel importante en nuestra vida, pero nos lleva a un estado de oscuridad en el que casi no podemos ver lo que sucede a nuestro alrededor.

Por las experiencias de vida que he tenido, y de la mano de un maestro que habló del tema, hoy reflexioné sobre sus palabras: la felicidad es una elección que podemos y debemos hacer día a día, momento a momento, aún en las circunstancias más difíciles.

¿Pero cómo y por qué? Te has de preguntar. Bueno, el cómo te corresponde decidirlo a ti, pero puede ser algo tan fácil como mirarte al espejo y sonreírte, o regalarle una sonrisa a toda persona que se cruce n tu camino.

Y para contestar la segunda parte de la pregunta, al por qué, déjame compartirte que en Kabbalah la felicidad es uno de los conceptos básicos para salir de la oscuridad y entrar en el camino de luz. Sí, porque cuando eres feliz, en consecuencia eres agradecido, y das las gracias por todo lo que te sucede, sea aparentemente bueno o malo. Y digo aparentemente porque en realidad lo malo no existe.

Lo que se nos presenta día a día, lo que sucede cuando enfrentamos problemas (o retos, como es mejor llamarles) es la oportunidad de crecer y ser mejores, de buscar nuevos caminos en nuestra vida, nuevas formas de hacer las cosas.

Y si éstas, por muy pequeñas que parezcan, las hacemos con alegría, con amor, con pasión, entonces habremos avanzado una muy buena parte del camino. Sí, porque entonces comenzamos a ser felices.

Dice mi maestro Osho que cuando queramos algo y no podamos lograrlo, como llorar, reír, enojarnos o ser felices, comencemos fingiéndolo, para que terminemos sintiéndolo. Así que hoy te invito a que ¡ELIJAS SER FELIZ!

Deja tus comentarios sobre este artículo