SER > SANACIÓN
Lunes, 15 de junio de 2015

¿Es posible Un Nuevo Comienzo?

bridge-to-nowhere

Uno de los dolores más grandes que atravesamos como seres humanos es el de la ruptura. Sea porque terminó un matrimonio que imaginamos sería para toda la vida, o porque sufrimos por una relación o noviazgo que se acabó y nos dejó totalmente vulnerables.

Cualesquiera que sea el caso, la realidad es la misma: nos duele, nos duele en el alma, nos duele en lo más profundo.

Y esto se acentúa cuando la ruptura es “inesperada” y pongo inesperada entre comillas porque casi nunca sucede de la noche a la mañana, sino por el contrario, siempre hay señales que nos avisan que la relación se agotó, pero muchas veces nos negamos a verlas.

¿Cuáles son esas señales? En realidad puede haber muchas, tantas como personas habemos en el mundo, pero entre otras mencionaremos que se terminan las pláticas, los diálogos entre las dos personas, hay silencios pesados, silencios que no se toleran.

También comienzan las faltas de respeto, como dejar esperando a la otra persona, no llamarle para saber cómo está, no pensar en ella. Es decir, la otra parte “está pero no está”.

Y, peor aún, pueden llegar los insultos y hasta los golpes, y muchas personas lo toleran, lo dejan pasar, quizá por miedo a estar solas, o por una baja autoestima.

Pero el fin de una relación de pareja no significa el fin de una vida, sino simplemente la oportunidad de recomenzar, de conocer a nuevas personas, de vivir la hermosa fase del enamoramiento.

¿Es posible Un Nuevo Comienzo? ¡Claro que sí!, ¡Por supuesto que sí! Date esa oportunidad, date el chance de vivir de nuevo en el amor, de sentirte un ser valioso.

Pero antes de ello, antes de cualquier otra cosa, date la oportunidad de volver a amarte a ti, de volver a sentirte a ti, de volver a mirarte a ti. Porque tú eres un ser maravilloso, tú eres la única persona con la que permanecerás cada día de tu vida, hasta el fin de tu vida.

 ¡Namasté!

Deja tus comentarios sobre este artículo