SER > SANACIÓN
Martes, 29 de diciembre de 2015

Diez formas de amarte según Louise L Hay

amorami

¿Cuántas y cuántas veces has sentido que te hace falta amor, que te hace falta amarte a ti mismo? Yo, en lo personal, lo he sentido no muchas, sino muchísimas veces. Y todo esto, inevitablemente, nos lleva a olvidar lo valioso que somos, lo divino que somos, lo hermoso que somos.

Louise L. Hay es una de mis maestras, de hecho, me certifiqué en su filosofía para dar talleres y sesiones de coaching a quienes necesiten sanar su vida.

Por ello día a día busco maneras de aplicar sus enseñanzas, no sólo en la vida de los demás, sino en la mía. A veces ha sido complicado, sobre todo porque inevitablemente llegamos a pasar por etapas de crisis que mueven nuestras vidas y nos hacen replantearnos muchas cosas.

Y es justo en medio de esas crisis que la filosofía de esta maravillosa maestra me ha ayudado a seguir adelante, de ahí que hoy compartiré contigo las Diez Formas de Amarte a Ti Mismo que Louise nos comparte:

1. Deja de criticarte. ¡Por favor! Somos geniales para criticarnos a nosotros mismos, para buscar y encontrar mil y un defectos en lugar de ver nuestras virtudes, somos nuestros peores jueces. ¡Para las críticas contra ti y contra los demás!

2. Deja de atemorizarte. ¡Sí! Puedo asegurarte que todos los días, si no es que varias veces al día, te llenas de miedo con tus pensamientos. Creas escenarios fatalistas que nunca suceden, pero que invaden de miedo tu ser y te impiden seguir adelante

3. Sé gentil. Primero contigo, luego contigo y después con los demás. Trátate bien, dite palabras de amor, deja de castigarte cuando te equivocas, al final tienes que saber que nadie es perfecto y que estamos en un proceso de aprendizaje continuo

4. Sé bondadoso con tu mente. Repítete constantemente: “Todo está bien. Te amo”. Esta sola frase te llenará de paz interior, te hará sentir bien contigo mismo… calmará tu mente

5. Alábate. Reconoce tu poder, tu Yo-Dios. Solemos decirte a todo mundo “qué bien estás”, “qué bien te ves”, “te quiero”, pero ¿cuántas veces te lo dices a ti mismo? Creo que pocas, o casi nunca, así que ya lo sabes, unas palabras lindas de ti, para ti, te harán sentir mejor que nunca6. Amarte a ti mismo significa apoyarte. Y esto no sólo significa que busques una forma que te permita hacer más sencilla tu vida, sino que busques apoyo de los demás cuando lo necesites. Siempre habrá un amigo, amiga o familiar que esté dispuesto a apoyarte cuando más lo necesites

7. Ama tus cosas negativas. Recuerda siempre que a lo que te resistes, persiste, así que ve el lado bueno de las cosas que crees que son negativas en ti. Y si no puedes amarlas, intenta al menos aceptarlas para poder cambiarlas

8. Cuida tu cuerpo, es una maravillosa casa. Aquí a muchos nos cuesta algo de trabajo, pero claro que podemos cambiar muchos hábitos. No sólo se trata de que hagamos un poco de ejercicio, sino de alimentarlo de manera sana, de evitar aquello que lo altera, y también de vestirlo bien y apapacharlo. ¿Hace cuánto que no vas a que te den un rico masaje o tomas el sol?

9. Trabaja con el espejo. Sí, Louise L. Hay nos enseña que nada mejor que trabajar con el espejo toooooodos los días. Y esto podemos hacerlo de una manera simple: cada día, al amanecer, mira tu cara en el espejo y dite: “Te amo”, o “Me amo y me acepto tal como soy”. Verás maravillas en poco tiempo

10. Amate a ti mismo ¡ahora! No mañana, no al iniciar el año, no después… ¡ámate ahora!

Deja tus comentarios sobre este artículo