SER > NUTRICIÓN
Martes, 11 de agosto de 2015

Yoga: equilibrio en mente y cuerpo

yoga01a

Parte de tener equilibrio en nuestra mente y cuerpo, pero que además eso se refleje en nuestra imagen, es hacer ejercicio combinándolo con nuestra alimentación. De manera personal así lo considero, pues todas estas piezas crean una imagen.

En mi caminar me he encontrado con algunas disciplinas, pero pocas tan amorosas con quien la practica como lo es para mí la Yoga.

¿Por qué?

Porque cuando entramos a un gimnasio podemos encontrarnos con cuerpos ya diseñados o con coreografías armadas, cómo olvidar esa sensación en una clase aeróbica de bancos al no acertar con los movimientos o sentirse fuera de lugar….

Mi encuentro con la yoga ha dejado como resultado que mi mente y yo hagamos las paces… Ella deja de hablar e iniciamos una plática silenciosa con mi cuerpo.

En esta disciplina entenderás que el compromiso es para ti… al principio podrá hacerte sentir ese dolor satisfactorio cuando ejercitaste partes de tu cuerpo que no tenías registradas o que por el día a día olvidaste.

Existen varios tipos de Yoga, más allá de creer que en la primera clase te pondrán de cabeza y tu mente empieza a aterrarte, el Hatha yoga te hará sentir la agradable sensación de cómo pocas veces tu cuerpo, tu mente y tu energía se dan cuenta de que al estar juntos entras en el estado más natural del ser humano.

La Yoga no es una religión como se llega a creer. Te hará estar aquí y ahora aceptando también. Y en estos tiempos donde la mente es un caballo desatado podrás encontrar la paz que buscamos todos los días.

Al platicar con los instructores de esta disciplina Alejandría Rodríguez y Gonzalo del Campo y practicar la clase confirmé todo lo aquí escrito.

Al contrario de los ejercicios aeróbicos, el salir de una de estas clases da claridad en tus pensamientos y eso es un regalo por practicarla.

Te invito a practicar estas tres posturas para controlar la ansiedad que podemos tener habitualmente.

Postura 1. Sukhasana

Siéntate  de manera tranquila sin querer controlar la respiración, si algún pensamiento se acerca a tu mente en esta y todas las posiciones, déjala pasar como si fuera una nube. Al principio tendrás muchos pensamientos queriendo entrar en tu mente.

 


Postura 2. Badna-Konasana

En esta postura puedes poner unas almohadas abajo de tus rodillas y dejar caer el frente. Es una excelente postura de relajación total

 


Postura 3. Makharasana

Esta postura te hará darte cuenta lo fácil que puede ser relajarte. Trata de tener los codos juntos y los hombros relajados. Es importante mantener el dedo de la mano cercano a la oreja.

 


Cel  22 24 46 59 64

Fanpage: https://www.facebook.com/PIDAMB

Deja tus comentarios sobre este artículo