SER > NUTRICIÓN
Viernes, 01 de diciembre de 2017

La paradoja de la incomodidad

La paradoja de la incomodidad

POR: Gina Tager*

 

En diversos artículos y videos he hablado sobre la importancia de las emociones y cómo influyen en nuestro metabolismo. Dentro del enorme abanico de emociones que nos definen como seres humanos, existe una en particular sobre la que quiero hablar en esta ocasión: la INCOMODIDAD.

¿Eres capaz de manejar la incomodidad o necesitas un remedio rápido para deshacerte de ella? ¿Una pastilla? ¿Un alimento?

¿Qué pasaría si pudieras honrarla?

Hoy quiero compartir algo que escribí hace tiempo en un momento de mucha melancolía y enorme incomodidad, con la intención de mostrar la importancia de honrar cada parte de nosotros para tener la tranquilidad y la libertad de cuidarnos de una manera funcional.

Esta SOY YO, trabajando mis emociones de la manera en la que mejor sé hacerlo. Dándoles un espacio y un lugar para evitar que el alimento tenga que tomar mi lugar y “hacer el trabajo”.

Escribir es mi manera, mi “método” para honrar mi propia incomodidad. No todos tenemos que seguir este método, cada quien tiene su forma, lo importante es que descubras el camino que te ayude a expresar aquellas emociones que de NO encontrar una salida sana y equilibrada, se estancan, y en lugar de ayudarte a crecer te paralizan el corazón y la mente, y se expresan como síntomas a través de tu cuerpo.

Comparto esto contigo para liberar la parte de mí que necesita expresarse y dar un espacio a aquellas emociones que todos sentimos y que tanto nos incomodan: el dolor, la melancolía, el duelo, la pérdida y la soledad.

Hoy, lejos de huir de estas emociones, las dejo fluir, me dejo sentirlas, las escucho y las comparto, así no permito que me paralicen, todo lo contrario, a través de ellas aprendo, crezco, agradezco, me fortalezco y valoro lo que tengo.

 

LA GRAN PARADOJA

Ayer tuve uno de esos momentos

donde te extrañaba tanto que dolía.

Tuve que sacar tus camisas y usarlas de almohada.

 

Sé bien que estás conmigo,

sé bien que todo tiene una razón y un sentido.

Pero también sé que el saberlo

y el vivir aprovechando cada segundo al máximo,

no hacen que tu ausencia duela menos,

ni que se vaya el llanto.

 

Cuando te fuiste, pensé que jamás podría seguir adelante,

pensé que el dolor me paralizaría y que todo había perdido sentido.

Poco a poco me di cuenta que tenía que seguir andando.

 

Al principio fue para mantenerme en pie,

pero no tardó en sorprenderme el hecho de que tu ausencia y el dolor

habían despertado en mí una fuerza que no conocía aún.

 

Verás, mientras te tenía conmigo y tu ala me cubría,

era fácil sentirme débil y no hacía falta sacar ninguna fuerza,

hasta el punto en que pensé que no la tenía.

 

No me arrepiento y mucho menos me quejo,

esa fue decisión mía,

tu presencia y tu amor hacían que todo valiera la pena.

 

Tu partida trajo LA GRAN PARADOJA a mi vida,

aquella que me infringió el mayor dolor que jamás había sentido,

y a la vez me dio el mayor regalo que he recibido en mi vida.

 

Porque el dolor es un maestro paciente,

se queda el tiempo que sea necesario,

y esperó, sin prisas, hasta que llegó el día

en que mi única opción era acomodarme en mi incomodidad.

Fue entonces que comencé a ver el camino que se abría ante mí.

 

Un camino creado por la fuerza que tuve que encontrar para seguir,

la misma que hoy le ha dado sentido a todo lo que SOY.

 

Así que, es por eso que en esos días cuando tu ausencia duele tanto,

no me queda más que decirte GRACIAS.

Gracias por tus años de PRESENCIA, y aunque duele,

gracias por estos años de AUSENCIA, ha sido una gran maestra.

 

Poder vivir en esa paradoja es lo que hoy me hace tan compleja,

y, a la vez, tan ENTERA.

Solo tú podrías haberme dado tan profunda lección.

 

Seguiré recibiendo mis paradojas,

porque hoy sé que la Vida está tejida alrededor de ellas.

Entre más cómoda me siento ante ellas,

más clara es la enseñanza que dentro llevan.

 

*Texto publicado originalmente en: ginatager.com.mx

*Suscríbete al Blog y al canal de Youtube y recibe tu dosis de #PsicologíadelaAlimentación en tu Inbox cada semana

*Tienes ¿Preguntas? ¿Inquietudes? ¿Historias? Conéctate conmigo en FB Live y hablemos de este y otros temas.

*Sígueme en redes sociales: @ginatager

Deja tus comentarios sobre este artículo