SER > NUTRICIÓN
Miércoles, 01 de julio de 2015

El jengibre, gran aliado para la salud

jengibre

El jengibre, esta raíz de olor fuerte y sabor picante es hoy uno de los alimentos de “moda”, tanto que su precio en los supermercados se ha duplicado en tan sólo unos meses. Y es que se le atribuyen diversos beneficios, tales como ayudar en las enfermedades del corazón, dolores de cabeza, depresión y hasta para bajar de peso.

Sin embargo, no debe consumirse de manera libre, sino orientado por un especialista en nutrición –existen diversas corrientes- o por un médico en el caso de las mujeres embarazadas.

El jengibre se recomienda para cuando las personas atraviesan por una etapa de depresión, se sufre de infertilidad o se quiere bajar de peso.

Este es una planta de la familia de las zingiberáceas, cuyo tallo subterráneo es un rizoma horizontal muy apreciado por su aroma y sabor picante. La planta llega a tener 90 cm de altura, con largas hojas de 20 cm, nos dice Wikipedia.

Crece en todas las regiones tropicales del mundo. Las variedades más caras y de mayor calidad generalmente proceden de Australia, India y Jamaica, mientras que las más comercializadas se cultivan en China y Perú.

El jengibre, aliado de Galeno

Galeno, el famoso médico griego, lo usaba como medicamento para corregir los tumores, defectos del cuerpo y en tratamientos de parálisis causados por exceso de flema. Avicena, reconocido médico persa de la cultura islámica clásica, lo recomendaba como afrodisíaco, altamente beneficioso en el tratamiento de la “debilidad sexual”.

Se puede emplear en decocción o en extracto fluido. Se utiliza también como estimulante gastrointestinal, tónico y expectorante, entre otros. Es estimulante del sistema nervioso central y sistema nervioso autónomo. Contiene antioxidantes. Externamente sirve para tratar traumatismos y reumatismos. El abuso en su consumo puede debilitar la visión. En algunos pacientes puede agravar la gastritis si han estado previamente tratados con analgésicos antiinflamatorios, se refiere.

Otro de los consumos que se le pueden dar es por medio de tés, que junto con la miel pura de abeja pueden ayudar a prevenir y sanar resfriados comunes, en vez de usarse medicamentos alópatas.

Deja tus comentarios sobre este artículo