SER > NUTRICIÓN
Sábado, 19 de agosto de 2017

¿Cómo IMAGINAS que te ves?

¿Cómo IMAGINAS que te ves?

POR: Gina Tager*

Dietas, ropa que nos incomoda en exceso, horas y horas frente al espejo buscando la autosatisfacción que siempre escapa de nosotros y que solo nos deja sintiéndonos más miserables. Masajes dolorosos, fajas que asfixian y estrangulan, sesiones tortuosas de ejercicio que muy en el fondo encontramos de lo más aburrido y/o inhumano, cirugías que lastiman y cortan nuestros tejidos, por mencionar algunas de las manifestaciones de este mal en sus distintos niveles.

Mal que también se caracteriza, pero ahora de manera interna y callada, por un eterno diálogo interno cargado de reclamos, insultos, quejas y vituperios hacia nuestra imagen (especialmente aquella dada por nuestro cuerpo y nuestra silueta) por una constante sensación de fracaso en cuanto a belleza se refiere; también por la sensación de que necesitamos hacer “algo más” porque hoy estamos tan mal, que en ciertos casos hasta nos disculpamos silenciosamente con el resto de los integrantes de este gran Planeta por no haber logrado el peso y la silueta esperados… el peso y la silueta debidos.

Este mal se llama IMAGEN CORPORAL NEGATIVA

Una dolencia social de la que nadie habla pero que es tan grave que tiene fuertes consecuencias en áreas tan variadas de nuestra Vida como:

Autoestima

Relaciones sociales

Relaciones amorosas

Relaciones Íntimas

Capacidad para disfrutar el momento PRESENTE: ¿ese viaje a la playa que tanto quieres hacer?, ¿esa reunión con amigos a la que tanto quiere ir tu pareja?, esa cena de trabajo que poco pudiste disfrutar porque estabas realmente ansios@ pensando ¿qué pensarán tus colaboradores de ti?… aquella vez que no quisiste nadar con tus hijos por miedo a ver tu cuerpo en traje de baño, por nombrar algunos ejemplos.

Y no queda ahí…

*Disminución del metabolismo: facilidad para subir de peso, dificultad para perderlo.

*Problemas digestivos: colitis, gastritis, constipación, inflamación abdominal generalizada.

*Debilidad inmunológica: ¿esas gripas constantes?

*Deficiencia nutricional: ¿cuántos alimentos están prohibidos en tu lista?

*Retos con la comida: ¿atracones, miedo a comer, restricciones constantes?

Entre otras… todas ellas englobadas en una sola frase…

Si la manera en la que te ves es deficiente y te hace sentir que “aún no estás del todo bien”, muy probablemente estés PONIENDO TU VIDA EN PAUSA.

¿Cómo?

“Cuando pese X, entonces iré a la playa.”

“Cuando me vea bien en ese vestido, entonces saldré con mis amig@s.”

“Cuando me vea Y, entonces me sentiré bien conmigo mism@.”

“Hasta que no tenga Z silueta, tendré que dejar de respirar un poco para entrar en la faja.”

Hasta que no logre X, Y o Z no tendré permiso de comer bien.”

“Hasta que no logre un abdomen plano, no quiero que me toques, no quiero intimidad.”

O sea, hasta que no me sienta bien conmigo, no podré ponerle PLAY a mi Vida… hasta que no me sienta bien conmigo, NO MEREZCO hacer todo lo que quiero.

¿Puedes identificarte con esto? No te sientas mal, la realidad es que somos millones los que crecemos con este tipo de “mal”. La mayoría de las veces vivido en secreto y con mucha vergüenza porque pensamos que somos los únicos y porque pensamos que el “error” está en nuestra constitución.

Te tengo un secreto… el cambio en la figura no te dará el trofeo de bienestar que nos han dicho que trae consigo. Existen una gran cantidad de personas con “el cuerpo perfecto” que viven, al igual que tú y que yo, en una cárcel mental de insuficiencia.

¿Por qué? Porque el problema no se encuentra en el cuerpo, el problema está en LA PERCEPCIÓN que tenemos de él. La Imagen Corporal, es aquello que IMAGINAMOS sobre cómo nos vemos.

¿La buena noticia?

Que la solución es MUCHO MÁS FÁCIL que tasajearme el cuerpo para aumentar 7 cms. de longitud en mis piernas o tener una reconstrucción de cadera y columna para disminuir las medidas de la parte inferior de mi cuerpo.

La solución se encuentra en ubicar, cuestionar y modificar todas las creencias que nos llevan a vivirnos insuficientes, necesitados de control, de modificación y de comprobación externa de nuestra valía.

¿Requiere trabajo personal?

Sí, pero la recompensa es tan buena y tan valiosa como COMENZAR A VIVIR.

Comenzar a expresar, libre y confiadamente, la mejor versión de nosotros mismos. Y sí, esa es totalmente independiente de la figura o el peso que tengamos.

¿Quieres saber más sobre este nuevo camino?

BIENVENID@, llegaste al lugar adecuado

Esta sección estará 100% dedicada a hablar sobre temas relacionados con Imagen Corporal, cualquier duda o pregunta que tengas o si tienes algún tema sobre el que te gustaría saber más ¡contáctanos!

 

*Texto publicado originalmente en: ginatager.com.mx

*Suscríbete al Blog y al canal de Youtube y recibe tu dosis de #PsicologíadelaAlimentación en tu Inbox cada semana

*Tienes ¿Preguntas? ¿Inquietudes? ¿Historias? Conéctate conmigo en FB Live y hablemos de este y otros temas.

*Sígueme en redes sociales: @ginatager

Deja tus comentarios sobre este artículo