SER > MENTE
Martes, 27 de octubre de 2015

Tiempos de Maktub. La legión de los sombreros

sombreros

Tiempos de Maktub


Mujeres mágicas, ancestrales, cobijadas con el halo de la sabiduría y de la sanación. Su conexión con la tierra, la luna, el sol, el aire, el fuego, las dotó de un misticismo propio de las diosas terrenales.

Silenciosas, dubitativas, buscando el remedio perfecto para acallar dolores o sufrimientos, eran cobijo de quienes buscaban remedio a los sinsabores gestados por la mala fortuna.

Mágicas por naturaleza, estas mujeres se erigieron como las sacerdotisas de muchas legiones que las citan como las míticas pitonisas de muchos tiempos y espacios.

¿De quienes hablamos? ¿De diosas? ¿De hadas?…….Hablamos de Brujas.

Las brujas se han concebido erróneamente como mujeres plagadas de fealdad y maldad que sucumbieron al implacable juicio de la inquisición.

Nada como un destino tan ingrato que desvirtuar la imagen de mujeres que fueron tildadas de brujas por atribuírseles encantamientos o calamidades.

Hoy quiero reivindicar la figura de estas maravillosas mujeres, utilizadas como villanas de cuento. Las brujas son en la narrativa mitológica, maravillosos seres, representados sin ningún estereotipo de belleza o fealdad.

Generalmente, las ancianas eran las que contaban en diferentes culturas y tiempos, con el grado de mujeres sabias, que en nuestra cultura popular podemos relacionar perfectamente con una maravillosa curandera.

Con un exquisito conocimiento de la naturaleza y el universo, se narra en diferentes pasajes de las historias urbanas principalmente de la vieja Europa, relatos donde esta legión femenina, buscaba pócimas, elixires para curar muchos males que aquejaban en aquellos tiempos.

Con una inmensurable intuición, ellas adelantaban el devenir, tal vez con la lógica de lo que sus ojos y pensamientos altamente perceptivos les hacían predecir, tomándose como acciones de adivinación.

Confieso tener una especial fascinación por las brujas, sobre todo, por ser encantadores seres cuya conexión con los cuatro elementos de la vida, hacían que todo fuera posible.

La exploración de sus ávidos secretos a través de muchas leyendas que aún circulan en los países escandinavos o más cerquita, constituyen una forma poética de ensalzar la figura de estos personajes que han sido ingratamente etiquetados con un sentido terrorífico.

Sacerdotisas, curanderas, pitonisas o como elijamos llamarlas, es importante entenderlas la verdadera connotación de estos seres espirituales y con una belleza interna poco difundida.

Así que cuando alguien las tilde de #Brujas, les estará regalando la posibilidad de sentirse como parte de esta Legión de las Mujeres con Sombrero, donde ser bruja, es ser sabia e infinitamente espiritual.

Facebook: Mediatikos Consulting                     Twitter: @rubysoriano

Mail:  mediatikosconsulting@gmail.com            www.mediatikos.wordpress.com 

Deja tus comentarios sobre este artículo