SER > MENTE
Jueves, 25 de junio de 2015

Kabbalah: enseñanzas para transformar tu vida

david01ok

Para David Benzaquen, profesor del Centro Internacional de Kabbalah, la espiritualidad se puede explicar de una manera sencilla: “es actualizar nuestro sistema operativo”. Sí, aunque aparentemente fácil, esto implica algo muy grande, dejar a un lado el ego, dejar de actuar como una víctima.

Al impartir en Puebla la conferencia “Causa y efecto. Tu poder”, ante cerca de 500 personas, manifestó que aquello que consideramos como un problema en realidad no lo es, sino más bien lo constituye la forma en cómo reaccionamos ante lo que nos sucede.

En realidad, expuso, la espiritualidad puede ser considerada como algo difícil, pues implica un gran cambio interno, con el fin de evitar que nuestra vida sea miserable, carente de luz y de transformación.

“La espiritualidad no se trata de seguir metiendo la pata y ahora sentirme bien (porque ya se hace de una manera consciente), sino de dejar de meter la pata”, expresó de manera jocosa ante los asistentes, a quienes exhortó a pensar en que cada uno “es el arquitecto de su propio destino”.

Por ello, dijo que cada persona debe trabajar en cambiar su actitud, “y esa es una decisión mía, de nadie más. La gente puede agredirme, pero yo decido si eso me afecta o no”.

Y es que, agregó, en la actualidad la mayoría de las personas se siente víctima de la vida y de las circunstancias, cuando la realidad es diferente. “La gente no hace las cosas por hacernos daño, las hace sin consciencia”, manifestó.

David Benzaquen, discípulo de Rav Berg y Karen Berg, apuntó que hay seres humanos “que están programados para no soltar, para no perdonar, para ser víctimas, para ser celosos, para no ser felices con el éxito ajeno, que no saben escuchar a los otros”.

Pero todo esto, dijo, puede ser transformado si uno se decide a “cambiar su sistema operativo”, a modificar su actitud y a dejar de ver los hechos como si fueran un problema y recibirlos como una bendición, muchas veces disfrazada.

Luego de realizar una meditación con los asistentes a la conferencia, el instructor de Kabbalah expuso algunos puntos que deben ser reflexionados por cada persona y llevados a su vida diaria:

  1. Comprender que el Universo tiene REGLAS. La receta del éxito es COMPARTIR el éxito.
  2. Comprender que si Kabbalah significa RECIBIR, cada persona debe estar abierta a todo lo que llega a su vida, pues el Universo sabe cómo protegerla y en cada cosa que sucede envía bendiciones, “lo que nos falta es energía, volver a conectar con la energía que somos” para poder aceptar lo que se nos envía.
  3. Volver al punto de partida, al punto de la APRECIACIÓN, necesitas apreciar todo lo que sucede en torno a tu vida.
  4. ESFORZARTE. “La magia hay que ganársela, nada en esta vida es gratis, ninguna bendición va a venir a ti sin esfuerzo. Y aquí compartió una frase que calificó como maravillosa: “No es lo que alcanzas en la vida, es en lo que te conviertes en el proceso”.

    Rechaza lo que sea gratis, haz que todo lleve tu esfuerzo, sin esfuerzo no hay magia. Las bendiciones no vienen en el formato que esperamos, no hay cosas buenas ni malas, hay cosas desafiantes.

  5. Piensa en que NO HAY ENEMIGO EXTERNO, “nunca el problema es el problema, sino cómo lo veo y reacciono”.
  6. NO RECHACES nada ni a nadie, todo en tu vida es parte de un rompecabezas, detrás hay felicidad. Todo tiene SOLUCIÓN.

Deja tus comentarios sobre este artículo