SER > MENTE
Lunes, 15 de junio de 2015

George Gurdjieff, maestro de maestros

gurdjieff

Polémico siempre, George Gurdjieff es un maestro que inspira vidas aún después de su muerte. Maestros como Osho no sólo lo mencionan, sino que retomaron de él distintas técnicas para el encuentro del Ser.

Uno de los conceptos más manejados por Gurdjieff es que “Tú estás en prisión”, y trabajaba con sus discípulos para que encontraran la verdad, su propia verdad.

Uno de los trabajos de este maestro fue liberar a las personas de las religiones establecidas por el hombre, para que pudiesen trabajar en sí mismas y lograr su Regreso a Casa.

Se dice que cuando Gurdjieff tenía nueve años y su padre estaba moribundo, este último le dijo que poco le podía dejar materialmente, pero que siempre recordara que cuando alguien le insultase, le respondiera: “Te agradezco que te hayas tomado tanto interés por mí. Dentro de veinticuatro horas vendré y te contestaré. Tengo que hacerlo así, pues es una promesa que le hice a mi padre en su lecho de muerte”.

Y así lo hizo, y con el paso de los años se dio cuenta de que esa respuesta le evitaba problemas, pues nadie puede seguir enojado veinticuatro horas después.

George Gurdjieff buscaba que sus discípulos llegaran al centro, que regresaran a su centro. Y para ello empleaban distintas técnicas, por medio de las cuales se buscaba la desidentificación con el cuerpo.

Parte de sus técnicas más reconocidas son las danzas sagradas, practicadas desde hace cientos de años, pero que él retomó con gran fuerza.

Gurdjieff también trabajaba con la fuerza corporal de las personas, para que éstas descubrieran qué tanto podían lograr. Y de pronto, veían que no tenían sólo una capa de fuerza, sino tres, que al tocarlas las llevaban adentro de su ser.

*Referencias tomadas del libro OSHO. Encuentro con personas notables

Deja tus comentarios sobre este artículo