SER > MENTE
Sábado, 19 de agosto de 2017

El alto potencial de las afirmaciones positivas

El alto potencia de las afirmaciones positivas

Texto Original en inglés: Louise L. Hay

 

Para aquellos de ustedes que no están familiarizados con los beneficios de las afirmaciones positivas, me gustaría explicar un poco sobre ellas. Una afirmación es realmente cualquier cosa que digas o pienses. Mucho de lo que normalmente decimos y pensamos es bastante negativo y no crea buenas experiencias para nosotros. Tenemos que volver a entrenar nuestro pensamiento y hablar en patrones positivos si queremos cambiar nuestras vidas.

Una afirmación abre la puerta. Es un punto de inicio en el camino hacia el cambio. En esencia, estás diciéndole a tu subconsciente: “Estoy asumiendo la responsabilidad. Soy consciente de que hay algo que puedo hacer para cambiar”. Cuando hablo de hacer afirmaciones, me refiero a elegir conscientemente palabras que ayudarán a eliminar algo de tu vida o ayudarán a crear algo nuevo en tu vida.

Cada pensamiento que tienes y cada palabra que hablas es una afirmación. Toda nuestra auto-charla, nuestro diálogo interno, es una corriente de afirmaciones. Estás usando afirmaciones a cada momento lo sepas o no. Estás afirmando y creando tus experiencias de vida con cada palabra y pensamiento.

Tus creencias son simplemente patrones de pensamiento habituales que aprendiste cuando eras niño. Muchos de ellos funcionan muy bien para ti. Otras creencias pueden estar limitando tu capacidad de crear las mismas cosas que dices que deseas. Lo que quieres y lo que crees que mereces puede ser muy diferente. Tienes que prestar atención a tus pensamientos para que puedas empezar a eliminar aquellos que crean experiencias que no quieres en tu vida.

Aquí hay un ejemplo de varias afirmaciones positivas al preparar y disfrutar de las comidas:

Puedo hacer una comida deliciosa y nutritiva.

Estoy muy agradecido de tener esta comida maravillosa.

Bendigo esta comida con amor.

Me encanta seleccionar alimentos nutritivos y deliciosos.

Toda la familia está disfrutando de esta comida.

El tiempo de la comida es tiempo de la risa.

La risa es buena para la digestión.

Planear comidas saludables es una alegría.

Mi cuerpo ama la forma en que elijo los alimentos perfectos para cada comida.

Soy tan afortunado que puedo elegir alimentos saludables para mi familia.

Ahora todos estamos nutridos en la preparación para el día antes de nosotros.

En esta casa, todas nuestras comidas son armoniosas. Nos reunimos con gran alegría y amor.

Las comidas son tiempos felices.

A los niños les encanta probar nuevos alimentos.

Mi cuerpo se cura y se fortalece con cada bocado que tomo.

Deja tus comentarios sobre este artículo