Viernes, 17 de febrero de 2017

La importancia de relacionarse con otros

relaciondepareja

Texto original de Osho.com

Tengo una relación de amor profundo con mi esposo, pero al mismo tiempo siento atracción por alguien más.

“Dos cosas para recordar. La primera: El amor crece solamente en una intimidad y confianza profundas. Si cambias las personas, de A a B, de B a C, esto es como si estuvieras trasplantando tu ser de un lugar a otro. Nunca echarás raíces; el árbol crecerá con fragilidad y debilidad.

Para ganar fortaleza se necesitan raíces profundas, y para ganar raíces se necesita tiempo. Y para el amor ni siquiera la eternidad es suficiente, recuérdalo, porque el amor puede crecer y crecer y crecer; no tiene fin. Hay un comienzo pero no hay un final. No tomes por tanto el amor como algo superficial. No se trata simplemente de relacionarse. A través del amor todo tu ser tiene que ser descubierto. Es algo sagrado.

Sin embargo, en Occidente se ha vuelto muy profano; casi ha perdido su significado. Se ha vuelto más corporal y sexual, muy superficial y casual. De hecho, temo que Occidente pueda perder la dimensión misma del amor. Puede que las personas olviden completamente que había en ello una posibilidad de crecimiento interminable”.

Osho, Hammer on the Rock, charla #3

 

“Si es un asunto de excitación, entonces es bueno cambiar de pareja. Entonces estás más excitado; tu pareja es alguien a descubrir. Con una vieja pareja todo se conoce y está establecido: Se conoce todo el territorio. Uno empieza a sentirse un poco cansado, un poco aburrido. Es natural.

Pero, si amas a la persona, amas incluso el aburrimiento. Si amas a la persona, amas incluso sus viejos hábitos, las viejas maneras, el viejo territorio. Las cosas viejas tienen su propio encanto. Simplemente el viejo sillón en el que te sientas: tiene algo que ninguna otra silla puede proporcionar. Se ajusta perfectamente; no solo lo conoces, él también te conoce a ti”.

Osho, Hammer on the Rock, charla #3

 

Tengo dificultades en mi relación con mi novia y me pregunto si tendría que continuar o no.

Todas las relaciones son relaciones de amor/odio. Ninguna relación es de amor puro, y ninguna relación es de odio puro. Son tanto de amor como de odio. Si eres sincero tendrás dificultades. Si le dices a una chica: ‘Mi relación contigo es tanto de amor como de odio. Te amo como nunca he amado a nadie, y te odio como nunca he odiado a nadie’, será difícil para ti el matrimonio, a menos que encuentres una chica meditativa que pueda entender la realidad, a menos que puedas encontrar una amiga que pueda entender la complejidad de la mente.

La mente no es un mecanismo simple, es algo muy complejo, y mediante la mente nunca te puedes volver simple, porque la mente sigue creando decepciones. Ser meditativo implica tener consciencia del hecho de que la mente está ocultando cosas en ti, tú estás cerrando los ojos a algunos hechos que son perturbadores.

Tarde o temprano estos hechos perturbadores harán erupción, te sobrepasarán y tú te irás a lo opuesto. Y lo opuesto no está en un lugar distante, en alguna estrella; lo opuesto está oculto detrás de ti, en tu mente, en el funcionamiento mismo de la mente. Si puedes entender esto, te detendrás en el medio”.

Osho, The Empty Boat, charla #2

 

Me siento celosa cuando mi enamorado muestra interés por otras mujeres. Lo amo muchísimo pero me siento infeliz con estas cosas. Ayúdame por favor.

El sexo da origen a los celos, pero esto es secundario. No se trata de abandonar los celos; no los puedes abandonar porque no puedes abandonar el sexo. Lo que interesa es cómo transformar el sexo en amor; entonces los celos desaparecen.

Si amas a una persona, el amor mismo es una garantía suficiente, una seguridad suficiente. Si amas a una persona sabes que él no puede irse con alguien más. Y si se va, se va; nada se puede hacer. ¿Qué puedes hacer? Puedes matar a la persona, pero un muerto no sirve de mucho.

 Cuando amas a una persona confías en que no puede irse con alguien más. Si lo hace no hay amor y nada se puede hacer. El amor trae esta comprensión. No hay celos. Si hay celos, has de saber claramente que no hay amor. Estás metido en un juego; estás escondiendo el sexo detrás del amor. El amor es simplemente una palabra dibujada; la realidad es el sexo”.

Osho, A Bird on the Wing, Talk #5

 

Me siento frustrado y desequilibrado en mis relaciones con las personas. Ahora mismo no tengo una relación.

“Necesitas una relación; esto te estabilizará. El amor es una necesidad muy básica, es tan básico como la comida. Sin la comida y sin el amor empezarás a mermar. Sin la comida el cuerpo empezará a morir. Sin el amor tu ser más profundo empieza a morir. Necesitas una relación amorosa muy calurosa. Necesitas una mujer que te pueda amar como una madre, e inmediatamente tus energías se estabilizarán; de no ser así puede presentarse un gran problema: puedes dividirte en dos personalidades.

El amor te unifica. Sin amor todo mundo tiene dos mentes: el hemisferio derecho y el izquierdo que están separados. Sólo un puente muy pequeño existe entre los dos. Cuando amas a una persona profundamente, ese puente se vuelve más y más fuerte, se hace más ancho, más grande.

En una relación realmente profunda, íntima, llega un momento en el que los hemisferios derecho e izquierdo dejan de ser dos cosas separadas. Se convierten en una totalidad. Por eso es que el amor parece tan irracional. El amor le parece tan absurdo y ciego a las personas que están demasiado atrapadas en sus cabezas.

Es irracional porque las dos polaridades se encuentran y se funden y se convierten en uno. Es un tremando caos, pero muy hermoso. Y todo lo que es hermoso proviene del caos. Todas las estrellas han nacido del caos. Entra en una relación con la idea de que a partir del amor tienes que alcanzar la meditación.

El amor puede ayudar tremendamente si estás adecuadamente presente. De otra manera el amor es muy destructivo. Destruye a muchas personas. Simplemente trae problemas, ansiedad, angustia, tristeza, depresión, frustración. Pero no hay nada equivocado en el amor; hay algo equivocado dentro de la persona, en su actitud. No puede hacer uso del amor. Recuerda siempre que se necesita la síntesis interna. Lo de afuera es simplemente un medio para lo de adentro, pero lo de adentro es la meta”.

Osho, Beloved of My Heart, charla #4

 

¿Existe siquiera la posibilidad de una relación amorosa?

Una relación implica algo completo, acabado, cerrado. El amor no es nunca una relación; el amor es un relacionarse. Es siempre un río, fluyendo, interminable. El amor no conoce una detención completa, la luna de miel comienza pero nunca termina. No es como una novela que empieza en un cierto punto y acaba en un cierto punto. Es un fenómeno continuo. Los amantes terminan, el amor continúa.

Es un verbo, no un sustantivo.

¿Y, por qué reducimos la belleza del relacionarse a una relación? ¿Por qué tenemos tanta prisa? Porque relacionarse es inseguro, y la relación es una seguridad, la relación tiene certeza. El relacionarse es simplemente el encuentro de dos extraños, quizás dure una noche y a la mañana decimos adiós. ¿Quién sabe qué va a pasar mañana? Y tenemos tanto miedo que queremos darle certeza, queremos hacerlo predecible. Quisiéramos que el mañana fuese acorde con nuestras ideas; no le damos libertad para que sea él mismo. Por eso reducimos cada verbo a un sustantivo”.

Osho, The Book of Wisdom, charla #14

 

¿Cuál es tu visión respecto a relacionarse?

Estoy introduciendo una visión totalmente nueva: hombres y mujeres juntos en una profunda amistad, en una relación amorosa, meditativa, como todos orgánicos, pueden alcanzar la meta en el momento que así lo quieran. Porque la meta no está fuera de ti, es el centro del ciclón; es la parte más profunda de tu ser. Pero sólo puedes encontrarla cuando eres un todo, y no puedes ser un todo sin el otro.

El hombre y la mujer son dos partes de un todo.

Así que, en cambio de perder el tiempo peleando, intenta entender al otro. Trata de ponerte en el lugar del otro, trata de ver cómo ve el hombre, trata de ver cómo ve la mujer. Y cuatro ojos son siempre mejores que dos ojos; tienes una vista completa, las cuatro direcciones están a tu alcance.

Pero una cosa se tiene que recordar: Sin la meditación el amor está destinado a fracasar; no hay posibilidad de que tenga éxito. Puedes fingir, puedes engañar a los demás, pero no te puedes engañar a ti mismo. Sabes en lo profundo que todas las promesas que te ha dado el amor se han quedado insatisfechas. Sólo con la meditación el amor empieza a tomar nuevos colores, nueva música, nuevas canciones, nuevas danzas; porque la meditación te da la agudeza para entender al opuesto polar, y en esa misma comprensión el conflicto desaparece.

Osho, Beyond Enlightenment, charla #16

Deja tus comentarios sobre este artículo