Viernes, 24 de noviembre de 2017

El gran valor de las mujeres según el Maestro Osho

El gran valor de las mujeres según Osho

POR: RevistaSer

 

Los medios de comunicación social están desbordados con #MeToo, el código de contacto de un movimiento que alienta a los sobrevivientes de asaltos y abusos sexuales a que hablen sin miedo. La campaña se inició hace diez años, pero ahora ha aumentado en la exposición de la magnitud del asunto, y está obligando a la sociedad a tomar medidas para ponerle fin.

De todas maneras la opresión sobre las mujeres se ha estado produciendo desde el descubrimiento de la paternidad y el origen de la propiedad privada. Aunque el movimiento feminista ha dado grandes pasos al enfrentar la mentalidad patriarcal, y aunque este movimiento está sacando a la luz el asalto y el abuso, la visión de Osho es mucho más clara

“El hombre ha gobernado a las mujeres durante milenios. Le han sido dadas todas las oportunidades y ocasiones, y la mujer ha sido reprimida continuamente, ha sido mutilada. No se le ha permitido en la vida competir hombro a hombro con el hombre. Es por eso que no sabemos cuántos Gautama Budas mujeres no tuvieron la oportunidad de florecer. No sabemos a cuántos Albert Einsteins simplemente se les ha negado cualquier posibilidad de crecimiento.

Se le tiene que enseñar al hombre a tener más corazón, porque del corazón se llega al ser. No puedes prescindir del corazón. La mujer está en una mejor posición, ella puede ir directamente al ser desde el corazón. Pero en cambio de reconocer esta cualidad inmensa en las mujeres, el hombre ha estado condenando a las mujeres. Tal vez hay una razón; tal vez ha estado consciente de que hay alguna superioridad en la mujer: la superioridad del amor. Ninguna lógica puede ser más elevada que el amor, y ninguna mente puede ser más elevada que el corazón. La mente, sin embargo puede ser muy sanguinaria, la mente puede ser muy violenta, y esto es lo que la mente ha hecho durante siglos.

El hombre ha estado golpeando a las mujeres, reprimiendo a las mujeres, condenando las mujeres. E ignorando que al condenar a las mujeres, al reprimir a las mujeres, las está haciendo inferiores, a la mitad de la humanidad se le ha impedido elevar su consciencia. Y te han privado porque podrías haber aprendido el arte de ascender desde la mitad del universo. También podrían ambos haber seguido adelante de la misma manera, en el mismo camino, y como siempre digo, la liberación de la mujer es también la liberación del hombre. Es más una liberación para el hombre que una liberación de la mujer”.

Osho, Socrates Poisoned Again After 25 Centuries, charla #21

 

¿Ha jugado la religión algún papel en el dominio masculino?

“El cristianismo destruyó miles de mujeres sabias, las quemaron vivas. Incluso el nombre de ‘bruja’ que significa ‘mujer sabia’ y nada más, se hizo tan condenatorio… y lo mismo sucedió en Oriente. Todas las religiones vedaron a las mujeres, y puedo ver que el motivo ha sido un gran temor de que si a las mujeres se les daba la misma oportunidad que a los hombres, estarían muy por delante en la experiencia de la conciencia. Y eso va en contra del ego del hombre”.

Osho, The Hidden Splendor, charla #22

 

Pero, ¿qué hay detrás de ello, por qué el hombre se ha venido comportando de esta manera?

“El hombre sufre de un gran complejo de inferioridad porque no puede dar a luz a sus hijos. Es una de las inferioridades inconscientes más profundas en el hombre. Sabe que la mujer es superior porque en la vida no puede haber nada más elevado que dar a luz a la vida.

La función del hombre, su participación en dar a luz a la vida, es insignificante. No es más que una jeringa de inyección. Se puede hacer mediante una jeringa, puede ser absolutamente sustituido de participar en la reproducción. Lo debe haber sentido desde el primer momento. Y la única manera de superar este complejo de inferioridad, era reducir a la mujer de todas las maneras posibles, a una posición tan inferior que el hombre pudiera olvidar su complejo de inferioridad y empezar a creer que era superior.

Todas las sociedades del mundo, todas las culturas, todas las religiones de diferentes maneras han estado haciendo lo mismo: reducir a la mujer a una categoría secundaria del género humano, no igual al hombre”.

Osho, The Sword and the Lotus, charla #17

 

“La mujer está más centrada que el hombre… Es más serena, más silenciosa, más paciente, es capaz de esperar. Tal vez debido a estas cualidades tiene más resistencia a las enfermedades y vive más tiempo que un hombre. Debido a su serenidad, ella puede satisfacer la vida de un hombre completamente. Puede rodear la vida del hombre con un ambiente plácido y muy acogedor.

Pero el hombre tiene miedo, no quiere estar rodeado por la mujer, no quiere permitirle crear un calor acogedor a su alrededor. Tiene miedo porque de esa manera se volverá dependiente. Así que durante siglos se ha mantenido distante de ella. Y tiene miedo porque sabe que en el fondo la mujer es más de lo que él es. Ella puede dar a luz a la vida. La naturaleza la ha elegido para reproducir; al hombre no.

La función del hombre en la reproducción es casi nula. Esta inferioridad ha creado el mayor de los problemas: el hombre comenzó a cortar las alas de la mujer. Empezó a reducirla en todos los sentidos, condenándola para que pudiera al menos creer que él es superior. Ha tratado a las mujeres como al ganado, aún peor. En China, desde hace miles de años, no se ha pensado que la mujer tenga alma, o sea que el marido podía matarla y la ley no interferiría; era su posesión. Si él quería destruir sus muebles, no era ilegal. Si quería destruir a su mujer, no era ilegal. Este es el último insulto, que la mujer no tenga alma”.

Osho, The Sword and the Lotus, charla #5

 

¿De qué manera sugieres que podríamos salir de esta antiquísima trampa?

“Los hombres siempre han creado libertad para sí mismos, pero han bloqueado a las mujeres. Los hombres han encarcelado a las mujeres dentro de las cuatro paredes de la casa y se han permitido libertad para ellos mismos. Esos días han pasado. Ahora las mujeres son tan libres como tú. Y si no quieres arder de los celos, sólo hay dos caminos: una forma es que tú mismo te liberes del deseo. Donde no hay deseo, los celos no pueden permanecer. Y al contrario: si no quieres liberarte del deseo, entonces por lo menos entrega a la otra persona los mismos derechos que tienes. Ten suficiente valor para esto. Me gustaría que te liberaras del deseo…

Tu esposa tiene tanto derecho a su libertad como la que tú pides para ti mismo. Y si encuentras que no, que no es correcto que tu esposa se interese por otros hombres, entonces el que estés interesado en otras mujeres tampoco es correcto. Lo que esperas de tu mujer, tú deberías llegar a serlo, deberías actuar de la misma manera. Sólo entonces tienes algún derecho”.

Osho, Die O Yogi Die, charla #8

 

Parece como si en tu trabajo hubieras roto completamente con el enfoque tradicional…

“He aceptado a las mujeres por primera vez en igualdad de condiciones que a los hombres. Estoy a favor de la liberación de la mujer porque sé que a menos que las mujeres sean liberadas, los hombres nunca serán liberados. Su liberación es compartida porque son dos caras de la misma moneda. Naturalmente, muchas más mujeres vendrán porque durante siglos fueron rechazadas, fueron insultadas, nunca fueron aceptadas como iguales por los hombres. Naturalmente, más y más mujeres vendrán y solamente estarán aquí aquellos hombres que están listos a aceptar a las mujeres como sus iguales. Ningún machista puede permanecer junto a mí. Esta es una familia de personas iguales, con la misma dignidad.

Si las mujeres hubieran sido respetadas en el pasado, la humanidad no estaría en el desastre en el que está hoy porque las mujeres son la mitad de la humanidad. La mitad de la humanidad ha permanecido indigna, sin educación, privadas de toda libertad, de todo movimiento. Nos hemos obstaculizado, nos hemos puesto en desventaja. Hemos destruido la mitad de nosotros mismos, y si estamos en la miseria ¿entonces, a quién vamos a culpar?

Estoy totalmente a favor de la liberación de la mujer, pero no de la forma en que el movimiento de liberación de la mujer lo está haciendo. Están adoptando una actitud reaccionaria, no es una verdadera revolución. Están tratando de imitar al hombre. Y recuerden, la imitación nunca te hace igual; la imitación, a lo sumo, hará una copia de ti, pero el original es el original”.

Osho, Socrates Poisoned Again After 25 Centuries, charla #7

 

¿Cómo tendrían que entender esta situación los hombres inteligentes?

“La liberación de la mujer es automáticamente la liberación del hombre. La esclavitud de la mujer es automáticamente la esclavitud del hombre. Ambas están unidas”.

Osho, The Last Testament, Vol. 1, charla #19

 

“Hago énfasis en respetar a las mujeres, y la igualdad no está en contra de los hombres. Es un mundo que pertenece a los dos y ambos tienen que estar juntos para que sea tan hermoso y tan divino como sea posible”

Osho, Sat Chit Anand – Truth Consciousness Bliss, charla #26

Deja tus comentarios sobre este artículo