Viernes, 06 de octubre de 2017

Perseverar, la clave de todo emprendimiento

POR: Blanca Patricia Galindo

 

¿Cuántas veces has iniciado un negocio o intentado emprender y te quedas en el camino? ¿Qué es lo que primero te llena de entusiasmo y luego hace que esa chispa se apague? ¿Acaso son las adversidades que te encuentras mientras avanzas, o es la desidia de dejarlo todo para después, lo que ahora se conoce como procrastinación?

Ya lo dijo Steve Jobs y muy claro: “Estoy convencido de que lo que separa a los emprendedores exitosos de los que han fracasado es la perseverancia”.

Y sí, el fundador de distintas empresas, entre ellas la más famosa que es Apple, u otra que también permanece que es Pixar, tiene toda la razón, pues si alguien lo vivió en su propia piel fue él, a quien incluso dieron de baja de su propio negocio y con el paso del tiempo regresó para hacerlo aún más grande.

El, como muchos otros emprendedores, llegaron a convertirse en verdaderos empresarios por distintos factores, pero sobre todo uno que nunca puede faltar: LA PERSEVERANCIA, esa larga palabra que tiene un significado muy profundo cuando se trata de hacer algo grande en la vida.

No sólo se persevera para emprender, también para tener éxito en un deporte u otras disciplinas, recordemos el caso del futbolista mexicano Hugo Sánchez, quien fue a jugar a España y entrenaba solo por horas y horas para mejorar su técnica y volverse uno de los menores del mundo.

O de alguna persona que conozcas, que sea cercana a ti y que de pronto vez cómo con su constancia y disciplina logra salir adelante y avanzar en la vida hasta tener un punto económico estable, o incluso un status alto, producto de la perseverancia que logró desarrollar durante su existencia.

¿Qué tal el caso del famoso Coronel Sanders, creador de KFC? Su propuesta de iniciar un negocio con una “receta secreta” fue rechazada casi mil veces, hasta que él sólo logró ponerla en marcha y luego generó un “imperio” a sus más de 60 años de edad.

Emprender, lo hemos compartido en ocasiones anteriores, no es fácil, porque no sólo se trata de tener una idea brillante, el financiamiento necesario y las condiciones idóneas para iniciar una empresa. Todo esto puede incluso ser accesorio si no tienes el ingrediente principal en tu vida, sí, justo ése, SER PERSEVERANTE.

Ya lo reza el dicho mexicano: “el que persevera alcanza”. Y el que alcanza fue quien quizá fracaso muchas veces en su vida, el que fue rechazado, el que tenía una idea que nadie aceptaba para impulsarla, pero el que nunca procrastinó, el que fue perseverante, el que siguió adelante pese a tener todo en contra.

Sígueme en Coach Blanca Patricia Galindo

Deja tus comentarios sobre este artículo