SER > CUERPO
Lunes, 17 de julio de 2017

¡Ponle voz a tu mundo interior para liberarte!

GINA

Por: Gina Tager

Lo sé bien… sé lo difícil que puede ser darle un lugar a nuestros sentimientos y validarlos a través de PALABRAS.

Suele ser más fácil ignorar esa presión en el pecho, ese nudo en el estómago o esa tensión en la espalda. Todos ellos indicadores de que nuestro cuerpo sabe bien qué es lo que realmente necesitamos y, mientras nosotros ponemos las expectativas externas como prioridad, él se encarga de mantener el mensaje activo a través de sensaciones y/o conductas no deseadas.

Esas ocasiones donde tu mente te dice que lo indicado es hacer ciertas cosas mientras, sin saber bien por qué, comienzas a respirar superficialmente, te falta espacio, sientes presión en la cabeza o en el pecho o se te cierra la garganta, y son precisamente en las que nos merecemos esa dosis extra de comprensión para detenernos, respirar profundo y preguntarnos: “¿QUE ES LO QUE REALMENTE NECESITO YO?” Sabiendo que la respuesta no necesariamente será lo que nuestra cabeza y el mundo esperan de nosotros.

Son cuando se necesitan esas dosis extra de valentía y AMOR PROPIO. Son “el momento de la verdad”, donde lo que hemos aprendido se lleva a la práctica.

Son los más difíciles, y al final, los más reales y satisfactorios.

Ponernos en primer lugar y cubrir NUESTRAS necesidades antes que las de cualquier otra persona o situación es comúnmente considerado como egoísmo, pero paradójicamente es el inicio del amor puro y desinteresado.

Es cuando podemos amarnos y respetarnos realmente, que el amor y respeto que damos al otro es auténtico. Es vivir en congruencia con nosotros mismos, estado que nos fortalece de tal manera que podemos compartir al mundo esa fuerza y bienestar. Es conocernos al punto en que la relación con nosotros mismos, y con el mundo, se basa en la intuición y la confianza, en vez de reglas y expectativas estandarizadas que suelen quedarse cortas para todas las partes.

Hacer esto con nosotros es aprender a hacerlo con nuestro cuerpo y nuestra alimentación. Es SABER qué necesitamos y dárnoslo con amor.

Es entender que en la medida en que dejo de ignorar mis necesidades emocionales y físicas, y a pesar del reto que es ponerle voz a lo que sentimos y expresarlo de manera amorosa y a pesar del efecto que puedan tener en el mundo, dejaré de necesitar “válvulas de escape” para equilibrar mi interior. Es poder cuidarme de una manera más funcional y auténtica.

Ponerle voz a nuestro mundo interior es liberar nuestro poder eliminando así la necesidad de usar el peso o la comida como medio de mantenerlo “atrapado” de manera artificial.

Y tú, ¿sientes que estás negándole al mundo la expresión de tu verdadero yo?

¿Qué es eso que quieres decir hoy?

¿Qué palabras te harán sentir más libre y en congruencia contigo mism@?

Pongámosle palabras a nuestro SER y disfrutemos de la maravilla que es unirnos al mundo de manera plena, congruente y auténtica.

conócete ~ ámate ~ aliméntate

 

Contacto:

fb/GinaTager

ginatager.coach@hotmail.com

Para leer más colaboraciones de Gina, puedes ingresar a ginatager.com.mx

Deja tus comentarios sobre este artículo