CUERPO

¡Ponle voz a tu mundo interior para liberarte!

En esas ocasiones donde tu mente te dice que lo indicado es hacer ciertas cosas mientras, sin saber bien por qué, comienzas a respirar superficialmente, te falta espacio o sientes presión en la cabeza, recuerda que ¡puedes gritar!